martes, 3 de septiembre de 2013

Un dato de paro cojonudo

Ayer, la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, no pudo aguantarse y adelantó que el dato del paro de agosto sería el mejor en muchos años. Acosada por los periodistas y sus incómodas preguntas sobre Bárcenas, la presidenta de Castilla-La Mancha se asía a ese clavo para evitar su hundimiento. Y he aquí que hoy, con los datos del paro en la mano, ya se puede afirmar, a tenor de las cifras y hablando de manera objetiva, que sí, que agosto de 2013 ha sido el mejor desde 2000, con 31 personas menos en las listas del desempleo.

Parece una broma, pero el PP y el Gobierno se han afanado en loar las bondades de estas cifras. La afiliación a la Seguridad Social, por contra, ha caído en más de 99.000 personas, dejando el total en 16.327.687 cotizantes. A 31 de agosto, 4.698.783 personas siguen paradas.
La verdad es que ni el Gobierno de Mariano Rajoy ni el PP ni sus voceros tienen de qué alegrarse. Aunque el paro ha bajado en agricultura y construcción, el sector servicios y la industria siguen destruyendo empleo. Es decir, la temporada turística acaba y los contratados por temporada veraniega vuelven a quedarse sin trabajo, mientras que las fábricas españolas siguen escupiendo trabajadores por falta de carga de trabajo y por falta de crédito para mantener su actividad. A esto habría que sumar la bajada en el colectivo de 'sin empleo anterior', que es lo que ha propiciado ese "dato positivo". Sin embargo, la bajada en este colectivo puede deberse a gente que se haya dado de baja de las listas de desempleo o que haya salido al extranjero a buscar trabajo. El Gobierno no explicará esta cifra, no sea que el éxito del verano se convierta en un pufo estadístico.
La precariedad ha crecido en el mes de agosto. De los algo más de un millón de contratos que se han hecho en agosto, el 6% (62.454) son indefinidos. Suben los contratos de Formación y Aprendizaje y los contratos en Prácticas. El empleo que se ha creado, por tanto, es de baja calidad, precario y muy focalizado en el sector turístico.
En suma, si el paro se ha reducido únicamente en 31 personas, si el empleo creado en los últimos meses ha ido destinado a la temporada turítica y ya ha empezado a destruirse, si el empleo que se crea es cada vez más precario y si las afiliaciones a la Seguridad Social siguen cayendo, ¿de qué se alegra el Gobierno? La salida de tono de ayer de María Dolores de Cospedal y los anuncios de Rajoy son una tomadura de pelo a los ciudadanos, es una burla al sufrimiento de la gente que no tiene trabajo, es tomarnos por tontos y pensar que la sociedad va a contentarse con estas cifras de risa, es ponerse la venda antes de la herida que provocará una sangría de desempleo que va a comenzar este mes de septiembre.
Pero no se apuren. Ya verán la portada de algunos diarios de mañana, o de informativos de televisiones y radios amigas. El aparato de propaganda del PP ya se ha puesto en marcha. Nos venderán esas 31 personas como un logro del Gobierno, y volverán a loarnos las bondades de una Reforma Laboral que no ha hecho sino facilitar, aún más, el despido en este país.
Sí, señores del PP, es un dato del paro cojonudo.

1 comentario:

  1. Me gusta mucho el artículo. Ojalá todos vieran realmente el fondo del análisis de los datos del paro y no se quedaran con lo que vende el PP. La realidad sería distinta. Un besazo y nos vemos en breve. ;)

    ResponderEliminar