jueves, 6 de junio de 2013

La Marca España del PP: jamón, flamenco y toros


Esta semana, una buena delegación del Gobierno de España, encabezada por su presidente, Mariano Rajoy, viajaba a Bruselas a promocionar la Marca España, a vender las ventajas de invertir en nuestro país y apostar por él. ¿Y cómo se hace eso? Muy fácil, sacando del baúl de los recuerdos los tópicos que una y otra vez han definido nuestra imagen en el exterior, y que parece que los actuales gobernantes se resisten a desterrar. Jamón, flamenco y toros, todo bien aderezado con el sol y playa, fue la característica principal de la recepción organizada por España en Bruselas.

El Gobierno de Rajoy y el Partido Popular se han empeñado desde su llegada a La Moncloa en promocionar la Marca España, ese etéreo intangible que ya anunció a bombo y platillo en su momento José María Aznar y que quedó en el olvido con la tan lamentable política exterior de José Luis Rodríguez Zapatero. Ahora, el PP de Rajoy se ha propuesto desempolvarlo, con el objetivo de mantener la inversión extranjera que queda en España y lograr alguna nueva. En recuperar las viejas esencias españolas el PP es experto: la España del sol, el turismo, la buena vida en España... Nada se habla ni se sabe de la industria ni de los sectores en los que España es líder, como el de las energías renovables, ni de los institutos científicos que, a pesar de los recortes y del éxodo de personal muy cualificado, siguen siendo una referencia.
Pero las viejas esencias no son únicamente el sol y playa. También lo son las condiciones en las que se rebaja el paro en España. Lo son la creciente precariedad laboral y el modo en que las empresas contratan a los trabajadores. El PP se basa en el modelo de siempre para salir de la crisis y hacer bajar la sangría del desempleo. Nada se habla, por supuesto, en estas grandes presentaciones, del alto grado de corrupción instalado en las filas populares. Para el PP eso no perjudica la Marca España, o por lo menos no tanto como las protestas y manifestaciones de la ciudadanía. Si esa es la Marca España que vende el Gobierno fuera de nuestras fronteras, vamos listos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario