jueves, 30 de mayo de 2013

Rajoy sigue ciego

"Yo no lo veo"
Así de rotundo se expresaba el presidente del Gobierno Mariano Rajoy hace varios días cuando le preguntaban si la rebaja del objetivo del cumplimiento del déficit que ha acordado Bruselas para España iba a suponer nuevos sacrificios y recortes. El bueno de Mariano veía seguro que las reformas que ha emprendido hasta ahora son más que suficientes.

Y una vez más, la realidad se ha encargado de fastidiar las previsiones del hombre tranquilo. Ayer se conocía oficialmente que Europa transigía en rebajar el objetivo de cumplimiento del déficit del 6,3% al 6,5% en 2013. Desde el principio, el Gobierno y el Partido Popular vendieron esta rebaja como un logro, como una respuesta a las medidas tomadas por el Ejecutivo.
Sin embargo, no hacía falta ser muy perspicaz para saber que esta rebaja vendría con letra pequeña. Ahora, Europa pide acelerar la reforma del sistema de pensiones y ponerla en marcha antes de 2013, subir el IVA reducido a algunos productos y aumentar el precio de los carburantes, sin olvidar la nueva vuelta de tuerca a la Reforma Laboral. Y para colmo, la OCDE afirma que el paro a final de este año no estará en el 27%, sino en el 28%, y que la rebaja del déficit será prácticamente imperceptible.
Algunos podrán argumentar, mientras tanto, que gracias a esas medidas algunos indicadores macroeconómicos como la prima de riesgo está más relajada y es más asumible. Eso es cierto. Sin embargo, esta relajación lo único que está permitiendo es ir financiando poco a poco la recesión en la que nos encontramos, por mucho que se empeñe Rajoy, su Gobierno y todo el Partido Popular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario