martes, 12 de febrero de 2013

Cuestión de prioridades

En esta vida todo es cuestión de prioridades. La Generalitat Valenciana, como cualquier Gobierno autonómico, elige constantemente en función de los intereses generales de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana. Por eso, hoy se ha sabido que ha pagado los 4,8 millones de euros en intereses que el Valencia Club de Fútbol, una Sociedad Anónima Deportiva -y por tanto una entidad privada- adeudaba a Bankia. Los aficionados al fútbol sabrán de qué les hablo, y los que no, pueden encontrar una rápida explicación de esta enmarañada historia en el enlace que les he adjuntado unas líneas más arriba.

Ya saben, cuestión de prioridades. Alberto Fabra y su Consell pueden justificar que ese pago responde al aval que firmó el anterior presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, con el Valencia CF. Lo que va a ser más complicado de explicar es cómo el Gobierno de todos los valencianos socorre a una empresa privada -al fin y al cabo, el Valencia CF lo es- con un alto nivel de deuda y que paga unos sueldos millonarios a sus empleados -los jugadores de fútbol-. ¿Qué le podrá explicar Alberto Fabra a aquel empresario al que le cuesta salir adelante, endeudado hasta las cejas con los bancos? ¿Le rescatará a él también? Seguro que no. Haber dejado caer al Valencia hubiera supuesto una pérdida de votos considerable no solo para el Partido Popular de la Comunidad Valenciana, desde hace casi 20 años en el poder, sino para cualquier partido político. Piensen en los cientos de miles de aficionados que arrastra el primer equipo de la Ciudad del Turia.
Ya saben, cuestión de prioridades. La Generalitat Valenciana ha dejado muy claras cuáles son las suyas. Olviden las notas de prensa que los Departamentos de Prensa de las diferentes consellerías vomitan día tras día, olviden esas inversiones millonarias en fastuosos planes de promoción del empleo, de la actividad económica, de nuestra presencia en mercados exteriores, de la I+D+i, etc. Y ahora, recuerden a los farmacéuticos que no cobran por los medicamentos, los abogados de oficio, los familiares y centros de atención de personas dependientes que han visto recortadas o incluso suprimidas sus ayudas, el copago de los pensionistas valencianos, el cobro por el servicio de ambulancias, los recortes en Sanidad o Educación... Recuerden, en definitiva, a que le da prioridad el Gobierno de la Generalitat Valenciana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario