viernes, 25 de enero de 2013

Mutismo patético

Han tenido que pasar más de 24 horas desde que se conocieran los datos de la Encuesta de la Población Activa para que la Ministra de Empleo, Fátima Báñez, comparezca públicamente. Lo hará hoy, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. He de reconocer que ya espero poco o nada del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en lo que a sus comparecencias públicas se refiere. Su mutismo y su cobardía a la hora de enfrentarse a los compañeros de los medios de comunicación y, por tanto, a la opinión pública ha pasado de ser preocupante a ser simplemente patética.

Y como se ve, con noticias negativas día sí y día también, muy pocos miembros del Ejecutivo se atreven a asomar la cabeza. Cuanto menos era curioso escuchar ayer al Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, valorar los datos del paro. ¿Y dónde estaba la ministra del ramo? Nadie lo sabe. Seguramente escondida en su despacho, debajo de la mesa, asustada porque los datos de la EPA le habían estropeado el día. Por lo que se ve, sus oraciones a la Virgen del Rocío no le han servido para mucho. El paro sigue creciendo, de forma desmedida, mes tras mes. La Reforma Laboral, tan alabada en su día como un instrumento que iba a permitir una mayor flexibilidad a las empresas con la que evitar los despidos, se ha convertido en un aliado para la destrucción de empleo.
Les dejo ahora un ejercicio de reflexión personal. Si una directiva de una empresa obtuviera unos resultados al final de año como los que ha obtenido la Ministra de Empleo, ¿qué creen que pasaría? Efectivamente, han acertado, acabaría engrosando las listas del paro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario