viernes, 26 de octubre de 2012

Más paro

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publica hoy los datos del tercer trimestre de la Encuesta de Población Activa. A destacar:
  1. El número de parados crece en 85.000 personas y alcanza la cifra de 5.778.100. La tasa de paro se incrementa 38 centésimas hasta el 25,02%.
  2. La ocupación desciende en 96.900 personas en el tercer trimestre de 2012, hasta un total de 17.320.300. La tasa de variación trimestral del empleo se sitúa en el –0,56%. La ocupación disminuye en 49.400 personas en el empleo público y en 47.600 en el empleo privado.
  3. El número de trabajadores por cuenta propia se incrementa en 65.100 este trimestre. De ellos, 56.500 son trabajadores independientes o empresarios sin asalariados. El total de asalariados con contrato indefinido baja en 179.400, mientras que el de asalariados con contrato temporal sube en 15.300.
  4. La población activa disminuye en 12.000 personas. La tasa de actividad sube cuatro centésimas hasta el 60,12%.
  5. Las mayores bajadas del número de parados se dan en Comunidad de Madrid (15.100 parados menos este trimestre), Galicia (11.900) y Castilla-La Mancha (9.600). Los mayores incrementos se observan en Andalucía (61.300), Comunitat Valenciana (26.500) y Región de Murcia (20.600).
  6. Las comunidades autónomas en las que más aumenta la ocupación son Illes Balears (25.200 personas más), Extremadura (16.300) y Galicia (14.000). Los mayores descensos este trimestre se registran en Andalucía (58.400 ocupados menos), Cataluña (36.300) y País Vasco (25.100).
Como ven, el número de desempleados supera ya los 5.700.000. Un desastre social en toda regla. Y no hay nadie ni nada que pare esto. Ni medidas de ajuste, ni medidas de austeridad, ni Reforma Laboral. Todas las medidas que se han puesto en marcha no han servido para crear empleo, sino todo lo contrario.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Wert, el infiltrado

"El objetivo del Gobierno es españolizar a los niños catalanes"
Esta frase la ha pronunciado esta mañana el ministro de Educación, José Ignacio Wert, en el Congreso de los Diputados. Como era de esperar, las reacciones han llegado desde todos los ámbitos, convirtiéndose en uno de los temas estrellas de las redes sociales. Pero no solo eso. Estas declaraciones no son precisamente las ideales para calmar los ánimos tanto en la sociedad catalana ni en las tensas relaciones entre Cataluña y el Gobierno del Estado. Y sin quererlo, Wert le ha hecho un favor a la causa independentista, proporcionando un saco de votos para partidos como Convergència i Unió o Esquerra Republicana de Catalunya. Además, indirectamente, también le ha hecho un favor tanto al Partido Nacionalista Vasco como a EH Bildu, que no van a dudar en airear el tema cuando reclamen el voto al electorado nacionalista vasco.
Con declaraciones como estas, y sumando todas las salidas de tono de Wert desde que fue nombrado ministro, uno puede afirmar casi sin miedo a equivocarse que el ministro es una especie de infiltrado en las filas del Gobierno del Partido Popular. Por cierto, ¿en qué pensaba Mariano Rajoy cuando nombró ministro a Wert? Más le valdría preocuparse de proporcionar una educación de calidad a los estudiantes, que para eso está.