domingo, 17 de junio de 2012

Los restos del naufragio de la Comunidad Valenciana

El aeropuerto de Castellón se ha ganado el apellido de “sin aviones” porque lleva más de un año inaugurado y a la espera de su apertura y de los permisos necesarios. “No vamos a abrirlo para que no haya aviones”, dijo en su día el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra. Pero no es un caso único. En la Comunidad Valenciana —la segunda autonomía con mayor deuda, 20.832 millones de euros hasta marzo, lo que representa el 20,2% de su PIB—se multiplican los casos de obras levantadas con dinero público y que, bien por la crisis, por una mala previsión o por disputas entre Administraciones, permanecen sin estrenar. Son el mejor ejemplo de lo que la canciller alemana, Angela Merkel, definió el jueves ante el Bundestag como “decisiones irresponsables”.

Pueden leer aquí el reportaje completo publicado en El País sobre obras llevadas a cabo en la Comunidad Valenciana que ni siquiera se han puesto en marcha

1 comentario:

  1. ..Y pedir responsabiidades a los politicos que han manejado MAL (que no robar) los dineros publicos?...una utopia?
    ...Y que devuelvan los dineros robados los politicos antes de meterlos en la carcel?
    ...a lo de decisiones irresponsables añadiria sin castigo...que seguro que coinciden porque nadie se hace cargo de sus irresponsabilidades...siempre que sea con dinero publico claro.
    ...Pero no hay problema ya lo irá pagando el valenciano de a pie...y sino nos llega...para eso esta el gobierno...lo pagamos los españoles.
    Ciudadano cabreado.

    ResponderEliminar