lunes, 21 de mayo de 2012

Pobreza Infantil: Cuestión de prioridades

Una mujer joven rebusca en un contenedor de basura. Van con ella su madre y el hijo de la mujer metida en el contenedor, que espera en un carrito. En un momento determinado, la mujer joven saca la cabeza y enseña una caja de leche. "Mira, una caja de leche, pero está abierta, no sirve". Su madre, más curtida en estos casos, le replica que no la tire, que esa leche le va a venir muy bien a su hijo.
Esta escena es real, sucedió el pasado sábado por la mañana en una calle de Valencia, frente a un supermercado. Se les habrá encogido el estómago y el corazón, pero es la dura realidad. Hoy, Unicef España presentaba su Informe sobre la Infancia 2012, y la conclusión no puede ser más demoledora: La infancia se ha convertido en el colectivo más pobre de toda España, superando por primera vez a los ancianos. Algunas de las conclusiones a las que llega el estudio son horrorosas, les recomiendo que no las dejen pasar. La presidenta de Unicef España, Paloma Escudero, demandaba que la erradicación de este problema se convirtiera en un asunto de primer orden en la agenda política y social. Con la que está cayendo, muchos podrán pensar que Escudero es una ingenua y una idealista, pero esto no le quita un ápice de importancia a lo que demanda.
Todo se reduce a una cuestión de prioridades. En los principales medios de comunicación de este país, noticias como los viajes de Mariano Rajoy por todo el mundo en busca de aliados a sus políticas económicas, las auditoras que examinarán la fortaleza de la banca española, la dimisión de José Luis Olivas como presidente de Bancaja son más importantes. Mientras que servicios básicos como la sanidad, la educación o las prestaciones sociales son recortadas, diezmadas y esquilamdas con la excusa de la crisis, y mientras los Estados siguen destinando cantidades ingentes de recursos públicos para salvar a la banca, aumenta la pobreza infantil.
No se autoengañen, no salgan con la excusa de que la situación actual requiere medidas extraordinarias. Su trabajo, señores políticos, es encontrar soluciones a los problemas de la gente. Y la situación en la que se encuentra parte de la población infantil merece, cuanto menos, parte de su tiempo.

1 comentario:

  1. No sabemos qué infancia, ¿emigrantes, gitanos, clase muy baja...? que ahora no tendrán ni educación ni sanidad y lo más importante ni para comer. Están en la parte baja de la piramide, así que ¿qué más da? Y mariano tan contento con "la Sra. Merkel" menudo fin de semana y especialmente ayer ¡Cómo se le llenaba la boca! ¡Qué ilusión tenía! La Sra Merkel lo había mirado y OH! le había dedicado unas palabras.
    Ahora ya está en el Reino de ...
    Salud

    ResponderEliminar