domingo, 13 de mayo de 2012

Las "mentiras" de La Razón

La portada de hoy del diario La Razón no tiene desperdicio. Parece ser que la publicación que dirige Francisco Marhuenda quiere convertirse en una segunda Gaceta, con la pretensión de superar al original. Empezaron el pasado jueves con una portada sobre los líderes estudiantiles, con una fotografía manipulada y con datos falsos. Siguió el viernes con una portada sensacionalista, dando una imagen de víctima frente a estudiantes protestando por la portada del día anterior. Marhuenda y La Razón intentando apagar el fuego con gasolina.
Pero lo de hoy es de vergüenza. Me apena que gente que se dice periodista participe en este tipo de 'prensa'. Es fácil desmontar las quince mentiras, sobre todo cuando demagogia y mentiras van tan cogidas de la mano.
  1. "No protegen las raíces de la democracia".- Creo que Marhuenda debería explicar cuáles son las raíces de la democracia y qué es para él el sistema democrático. Quizá habría que recordar que la democracia, la original, sus raíces, las encontramos en Grecia, con una democracia asamblearia y participativa. Marhuenda confunde el sistema parlamentario representativo con democracia. Creo que no hay nada más democrático que ciudadanos libres debatiendo en una plaza pública.
  2. "No están desligados de los antisistemas".- Marhuenda vuelve a mentir. Desde el primer momento, cuando comenzaron a surgir los primeros actos violentos vinculados al 15-M, fueron los mismos ciudadanos ligados a este movimiento los que se desvincularon de la violencia. Es un movimiento pacífico, aunque seguramente el gran triunfo de la derecha mediática de este país ha sido vincularlos siempre con la falta de seguridad.
  3. "No presentan herramientas para el cambio".- Desde el primer momento, el 15-M ha presentado propuestas y alternativas al sistema actual que han sido desoídas sistemáticamente por la clase política tradicional de este país. La dación en pago, los mayores controles a la banca y a los poderes financieros, un mayor control de la corrupción política, los cambios en la Ley Electoral,... todo esto ha surgido del 15-M. Tal vez su único fallo no haya sido presentar una alternativa política unitaria al sistema actual.
  4. "No defienden a los políticos responsables".- Seremos amables y diremos que La Razón peca de candorosa. Una de las razones por las que surge el 15-M es por la gran desconfianza en la clase política de este país, una clase política que no ha sabido dar respuesta a una crisis brutal y que se ha plegado a los intereses de poderes invisibles e incontrolables, los famosos mercados. La Razón debería mojarse y poner nombres y apellidos a los que cree son políticos responsables. Podemos intuir por donde van los tiros según la línea editorial de La Razón y según el trabajo desempeñado por Francisco Marhuenda como jefe de gabinete del Ministerio de Administraciones Públicas en 1996 con Mariano Rajoy como ministro. Puede ser que Mahuendra piense que Rajoy y todos los cargos electos del Partido Popular son responsables, aunque eso no le atribuye a sus pensamientos el rango de verdad universal.
  5. "No defienden a los que más sufren la crisis, por ejemplo los comerciantes".- Gran argumento de Marhuenda y los suyos. Desde aquí no voy a negar que los comerciantes sufran la crisis. Sin duda sus ingresos se habrán resentido, pero no son los únicos que sufren la recesión. La Razón no habla de los más de cinco millones de parados, los estudiantes que ven recortados sus recursos y ven incrementadas sus tasas, los trabajadores públicos, los ciudadanos que ven cómo el Estado del Bienestar se va descomponiendo poco a poco, los que se quedan sin casa, y un largo etcétera. Tal vez la idea de La Razón sea culpabilizar a los indignados de la bajada de ventas de los comerciantes de las plazas españolas donde se concentran los miembros del 15-M. ¿Y no piensa Marhuenda que la bajada de los ingresos de los comerciantes se deba a la crisis?
  6. "No quieren más democracia, sino un modelo mixto socialista, comunista y anarquista".- Qué festival del humor. Me gustaría que Marhuenda explicara ese modelo mixto que defiende el 15-M, cuando sabe perfectamente que es algo totalmente inviable. Lo que perigue La Razón es simple y llanamente desinformar y mostrar una cara de los indignados que simplemente no es verdad. Suena mucho a lo de conspiración judeo-masónica y anarco-bolchevique. ¿Querrá La Razón volver a poner en marcha la prensa del movimiento?
  7. "No son pacifistas".- ¿Recuerdan el concurso "Un, dos, tres", cuando un concursante repetía una respuesta ya dicha sonaba una campana? Ha faltado eso aquí. Lean la "mentira" número dos y jueguen a las diferencias. Decir una mentira lleva consecuentemente a decir otra. Además, según la Real Academia de la Lengua, el pacifismo es es el conjunto de doctrinas encaminadas a mantener la paz entre las naciones. Se opone a la guerra y a otras formas de violencia a través de un movimiento político, religioso, o como una ideología específica. Algunos de los medios de los que se vale el pacifismo en la búsqueda de sus fines son la no violencia activa, la diplomacia, la desobediencia civil, el boicot, la objeción de conciencia, las campañas de divulgación y la educación por la paz. Habría que recordar a La Razón sus campañas a favor de la desobediencia o en la defensa de la objeción de conciencia cuando los gobiernos del PSOE promulgaron leyes como la del tabaco o la del aborto. ¿La Razón tampoco es pacifista?
  8. "No creen en el sufragio universal".- En ningún momento el 15-M ha promulgado que únicamente tengan derecho a voto unos pocos. Precisamente uno de los principios de este movimiento es que todos y cada uno de los ciudadanos deben participar para cambiar las cosas. Otra cosa diferente es que crean que la democracia se limita a votar cada cuatro años. Eso no es democracia.
  9. "No se rebelan contra toda forma de injusticia social".- Pura demagogia. A ver si La Razón nombra a una sola persona de este planeta que se haya rebelado contra todas y cada una de las injusticias sociales que tiene el mundo hoy en día. Aunque habría que recordarle a Marhuenda lo que es una injusticia social, una categoría en la que no entra la bajada de los beneficios de los bancos, por ejemplo.
  10. "No son solidarios".- Más munición demagógica. ¿Con quién deben ser solidarios los miembros del 15-M? ¿Con banqueros, altos ejecutivos, políticos, grandes empresarios? El 15-M está plagado de miembros de ONGs y de miembros activos de voluntariado. ¿Acaso los movimientos contra los desahucios no surgen a raíz del 15-M? ¿O es que La Razón piensa que la solidaridad es patrimonio exclusivo de unas pocas organizaciones pías?
  11. "No son apartidistas, solo se oponen a algunos partidos que no son de su agrado".- En ningún momento, y desde que surge el 15-M, este movimiento ha pedido el voto para ningún partido político, y además es cierto que han mostrado un abierto rechazo a los dos más mayoritarios, PP y PSOE. Sin embargo, este rechazo se debe a que ninguno de los dos ha sido de capaz de dar soluciones y salidas a la crisis que no hayan comprometido el bienestar, los derechos y las necesidades básicas de los ciudadanos.
  12. "No se organizan de forma horizontal".- ¿Hay alguna organización en este país con más de dos miembros que tenga una verdadera organización horizontal, es decir, que sean las bases de ese grupo las que dicten el devenir de la misma? Puede que ni el 15-M sea un movimiento horizontal, pero eso no debe servir de argumento para desprestigiarlo. Por esa misma regla de tres puedo sustentar mi desagrado con La Razón porque su cabecera es azul y blanca con un toque rojo. Un gran argumento de peso para Marhuenda, sin duda.
  13. "No se rebelan contra toda forma de impunidad".- Otra mentira. Precisamente ha sido el 15-M la que más alto ha alzado la voz contra la impunidad de ciertos sectores sociales que hasta ahora eran intocables. Vuelvo a demandar a Francisco Marhuenda y a todo el equipo directivo de La Razón que pongan cara, nombre y apellidos a esas formas de impunidad.
  14. "No representan a la mayoría".- Obviamente. El 15-M tampoco lo ha pretendido nunca. Habría que recordarle a La Razón que ningún partido político de este país ni ninguna organización sindical representa a la mayoría de los españoles, ya que para que fuera así deberían tener entre 20 y 23 millones de afiliados/simpatizantes. ¿Es capaz La Razón de nombrar a alguna organización de tal calado?
  15. "Solo son inconformistas cuando les conviene".- Sinceramente no entiendo qué quiere decir La Razón con este argumento. ¿Debería protestar el 15-M por todo lo que sucede a su alrededor? Marhuenda peca de amnesia. Ser incoformista cuando conviene es una seña de identidad de La Razón. Hasta el último momento en que José Luis Rodríguez Zapatero fue presidente se dedicó a hostigar y criticar todas y cada una de las acciones del PSOE. Una vez llegó Rajóy al poder, el giro en la línea editorial del rotativo ha sido más que notorio. La Razón también es inconformista cuando le conviene.
Como argumentos de más peso le ha faltado a Francisco Marhuenda decir que algunos de los indignados van en manga corta, o tienen el pelo largo o hablan catalán, y además en público. Algo inadmisible en estos tiempos en que lo que toca es ser responsable.
Por cierto, si se fijan bien, en la parte superior derecha de la portada, junto a la 'M' mayúscula, hay una frase: "España es nuestra razón". Buen juego de palabras del periódico, aunque con mal fondo. Una parte de la derecha mediática de este país sigue pensando que ser español es solo patrimonio de unos cuantos, y que ser español es serlo de una determinada manera. El resto, ya lo saben, antiespañoles y gente de mal vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario