viernes, 27 de abril de 2012

Rajoy no miente, sus reformas destruyen empleo

El Instituto Nacional de Estadística ha hecho públicos los datos de la Encuesta de Población Activa del primer trimestre del año 2012. Y los datos no pueden ser más demoledores. El total de personas sin trabajo ha subido en 365.900 personas entre enero y marzo, dejando el número de desempleados en 5.639.500, un nuevo máximo histórico. En este periodo se han destruido 374.300 puestos de trabajo, con lo que el total de ocupados baja a 17.433.200. La tasa de paro llega al 24,44%, con lo que roza el récord de 1994, cuando llegó al 24,55%. Ningún sector de actividad se salva. En los servicios hay 147.900 desempleados más, en la agricultura 59.700, en la industria 49.800 y en la construcción 29.500. También crece el paro entre las personas que perdieron su empleo hace más de un año (66.200 más) y entre quienes buscan su primer empleo (12.800). El número de personas con contrato indefinido baja en 138.400, mientras que el de trabajadores con contrato temporal lo hace en 279.600. A todo esto habría que añadir que ya hay 1,7 millones de familias en los que todos sus miembros están en paro.
Una situación crítica, se mire por donde se mire. Unos datos desbocados, se miren por donde se miren. Son los primeros que ya no mezclan dos Gobiernos, estos datos ya son los primeros con los que Mariano Rajoy tiene que lidiar. Y son los primeros tras la puesta en marcha de la Reforma Laboral. Las cifras son muy tozudas, y por mucho que se quiera, son incuestionables. En los tres primeros meses del año se han destruido 365.900 empleos, cuando el Gobierno anunció que este año se destruirían 630.000. Las previsiones del Ejecutivo de Rajoy se han quedado muy cortas, y a este ritmo acabaremos el año 2012 con más de seis millones de parados. Con todo, hay que reconocerle a Rajoy que no se ha equivocado, y que todas las medidas que está tomando están destruyendo empleo a marchas forzadas.
Los economistas más expertos hablan de un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2% para comenzar a crear empleo. Y para España esta situación es inalcanzable, al menos de momento, ya que los últimos datos hablan de una economía en recesión con una caída del PIB de cuatro décimas. Si a esto le sumamos las duras políticas de ajuste y de recortes que están aplicando los Gobiernos Central y Autonómico, tenemos una economía restrictiva que se coloca en el lado opuesto de lo que hace falta para crear empleo, esto es, poner en marcha políticas de estímulo de crecimiento. La política económica que en estos momentos está aplicando el Partido Popular en toda España no va a servir para hacer decrecer el paro, todo lo contrario.
No hace mucho, el actual consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, "animaba" a los pensionistas a pagar de su propio bolsillo parte del valor de los medicamentos, y que ese sacrificio le iba a costar "cuatro cafelitos", ocho euros. Pues bien señor Echániz, sepa usted que hay gente que no puede tomarse ni cuatro cafelitos, porque debe subsistir con 420 euros al mes. -Por cierto, me gustaría saber dónde se toma el café el señor Echániz, que le cobran dos euros por cada uno-.

1 comentario:

  1. Es hartazgo. Teniamos que salir todos a la calle.¿Estamos dormidos, aletargados? Esta mayoría absoluta es casi peor que una dictadura. Nunca hemos tenido un gobierno, ni un gobernante que haya mentido tanto.
    Estoy escuchando las canciones de Lluis Llach del concierto que dio en Barcelona en enero de 1976 y al que tuve la suerte de asistir y creo que están más vigentes que nunca (El jorn dels miserables, L'estaca, Silenci y algunas más)
    Bueno "La gallina ha dit que no, vixca la revolució"
    ¿sabemos la fuerza que tenemos? Luego la derecha va y dice que "la lucha de clases" está desfasada y trasnochada, pues ¡hala a trabajar como chinos! y que ¡vivan los botines, juanitos, aliertas, y...! que nosotros aguantamos el pie en la cabeza y espalda.
    ¡Qué desesperanza!
    Pero nos queda vivir momentos muy buenos y positivos con la gente que queremos, eso no nos lo pueden quitar.
    Bueno hasta la próxima mentira.
    Salud
    Salud

    ResponderEliminar