miércoles, 7 de marzo de 2012

En España el aborto no es obligatorio

"En la sociedad actual en muchas ocasiones se genera una violencia de género estructural contra la mujer por el mero hecho del embarazo. Muchas mujeres ven violentado su derecho a ser madres por la presión que generan a su alrededor determinadas estructuras"
Esta frase la ha pronunciado esta mañana el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en el Congreso de los Diputados durante la sesión de control al Gobierno. Creo que el hasta ahora verso suelto del Partido Popular ( tal y como se conocía al ministro en los círculos políticos) ha dejado de serlo y se ha metido en una especie de berenjenal del que le podría costar salir más de lo deseado.
El ministro relaciona directamente el hecho del aborto con el de la violencia de género, algo que se antoja, cuanto menos, engañoso y tramposo. ¿Acaso todas las mujeres que deciden abortar lo hacen presionadas y bajo amenaza? Seguramente no. De hecho, parece ser que Gallardón no sabe que en las clínicas donde se practican abortos hay gabinetes psicológicos en los que se detecta con facilidad si una mujer va a abortar coaccionada. Por otro lado, ¿qué quiere decir el ministro con lo de "la presión que generan a su alrededor determinadas estructuras"? ¿Quiénes son esas determinadas estructuras? Oyendo a Gallardón parece que toda mujer que quiere ser madre en España estuviera presionada y perseguida para no serlo.
Personalmente no creo que nadie en su sano juicio pueda estar a favor del aborto, yo tampoco lo estoy. En lo que sí estoy de acuerdo es que ese derecho esté regulado por ley para dotar de las máximas garantías a las mujeres que deciden llevarlo a cabo.
A mi modo de ver este es un fallo en el que se incurre en el 99% de las ocasiones en que este debate tan visceral salta a la primera línea de actualidad: el uso incorrecto que se hace del lenguaje. El hecho de que el derecho a abortar esté regulado por ley no implica que tenga un carácter obligatorio, algo que en otros debates parece muy obvio pero que en este se diluye de manera interesada.
El borrador sobre la nueva Ley del Aborto estará listo en otoño. El PP no quiere esperar a la resolución del Tribunal Constitucional sobre el recurso que presentó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario