viernes, 30 de marzo de 2012

El PP aprueba una amnistía fiscal que criticó cuando estaba en la oposición

El Gobierno ha aprobado hoy los Presupuestos del Estado de 2012 para llevar a cabo el "mayor esfuerzo de consolidación fiscal de la democracia", según ha anunciado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. En cifras: 27.300 millones de euros. Con ello, el Ejecutivo pretende cumplir con el objetivo "ineludible" impuesto por Bruselas de reducir el déficit público desde el 8,51% de 2011 al 5,3% del PIB a final de este año. Para ello, se aprueban nuevas subidas de impuestos, en esta ocasión para las empresas tras incrementar el IRPF en diciembre, y se pone en marcha una amnistía fiscal para regularizar el fraude. Gracias a estas y otras actuaciones adicionales anunciadas en el ámbito de la fiscalidad, el Estado prevé recaudar 12.314 millones adicionales.
El plan de amnistía, según ha explicado Montoro establece un "gravamen especial" del capital que se regularice de un 10%, quedando así exonerado de cualquier penalización o sanción posterior. La medida está destinada para incentivar el afloramiento tanto del capital que se ha desviado a paraísos fiscales como el dinero que se mueve dentro del país en lo que se conoce como la economía sumergida y que, según algunos cálculos, equivale e torno al 20% del total del PIB.
Según los cálculos que maneja el Gobierno, el Estado espera recaudar unos 2.500 millones de euros con la medida, lo que supone que pretende aflorar unos 25.000 millones de capital que hoy por hoy no está bajo control de la Agencia Tributaria. Según ha reconocido Montoro, la amnistía fiscal es una decisión que le gusta "más o menos", pero que hay que llevarla a cabo "en un momento en que hay que hacer lo que hay que hacer, que es ingresar sin subir impuestos indirectos y sin perjudicar la distribución tributaria".

Les dejo el enlace de la noticia completa publicada en El País aquí.

Y ahora, les dejo la reacción que tuvo el Partido Popular cuando estaba en la oposición y se conoció que Zapatero se plateaba una situación similar.

jueves, 29 de marzo de 2012

Pinceladas de la Huelga General

A pocas horas para que finalice la Huelga General del jueves 29 de marzo de 2012, no voy a hacer valoraciones, ni voy a opinar, ni voy a aventurarme a decir si ha sido un éxito o un fracaso. Tampoco voy a jugar a posicionarme en cuanto a las cifras de seguimiento, para eso cada uno habrá arrimado el ascua a su sardina. Simplemente voy a describirles, bajo mi única y propia experiencia personal, cómo ha sido la jornada.
El despertador suena un poco antes de lo habitual. Debo llegar al trabajo antes de hora, hay que fotografiar qué es lo que pasa en el puerto de Valencia, mi escenario de trabajo. Me asomo por la ventana. Aunque es temprano, más o menos el trajín de siempre. La panadería de bajo de casa está abierta, y los dos bares más cercanos también. Está regentados por ciudadanos chinos. Seamos sinceros, no conocen de huelgas. Tres policías municipales hacen guardia a la puerta de la Junta Municipal de Tránsitos, pero no parecen ni muy preocupados ni tampoco muy atentos, hablan de sus cosas.
Hoy decido ir por otro camino al trabajo. Si bien me cuesta un poco salir de la ciudad, una vez en la carretera descubro que hay pocos coches. Llego al puerto en unos quince minutos, nadie en el acceso sur. Nada de sorpresas. Grúas levantadas, muelles vacíos, ni un solo camión. Me acerco a un piquete. Normalidad absoluta. Dejan pasar a la gente que quiere trabajar, aunque reconocen estar cansados. La noche es fría, pero a pie de muelle lo es aún más. La manifestación convocada por los sindicatos con representación en las empresas del sector es más numerosa que la del 29 de septiembre de 2010. Transcurre sin incidentes. Algún que otro trabajador rezagado aprovecha su tiempo de almuerzo para sumarse a la marcha, pero poco más.
En la oficina todo normal. De camino al bar donde suelo almorzar me doy cuenta que la mayoría de comercios están abiertos, poca gente ha decidido cerrar, como la relojería o una floristería cercana. En el bar más gente que de costumbre. Ni siquiera pregunto si están notando el día de huelga. Vuelvo a trabajar. Con los boletines informativos de fondo, parece que la huelga está siendo algo más significativa que en 2010. Cifras de seguimiento que bailan y algún que otro incidente, pero poca cosa. Tanto el Gobierno central como el autonómico reconocen normalidad absoluta. La excepción estaría en Barcelona, donde grupos de radicales aprovechan la mínima ocasión para destrozar todo lo que encuentran a su paso.
Y llega la hora de comer. Más o menos la misma gente en el bar. Esta vez sí pregunto al camarero si han notado algo. Se encoge de hombros e incluso bromea con que ningún piquete ha ido a hacerles una visita, ni siquiera a almorzar. Mientras acabo de comer, el programa deportivo que suelo escuchar todos los días sigue con su rutina de siempre.
Por la tarde, más prisas de las habituales. Un día con muy pocas llamadas, con baja actividad.
Llego a casa. El barrio parece el de siempre, no se nota la huelga. Todos los comercios tienen las persianas subidas. Ser autónomo siempre ha sido complicado, pero en tiempos de crisis más. En general, en toda España pocos autónomos han decidido secundar la huelga. Trasiego y tranquilidad a partes iguales.
Oigo por la radio que las manifestaciones convocadas por la tarde se desarrollan con normalidad. Y vuelve el juego de cifras. Lo que sí es seguro es que hay mucha más gente que en la del 29 de septiembre de 2010.
Informativos para todos los gustos por la noche. Hay cadenas en las que parece que la jornada ha sido un éxito, que se ha parado el país. Otras por contra, remarcan los incidentes y hacen hincapié en que la incidencia ha sido muy moderada. Ya les dije al principio del post que para gustos colores. Una cosa que me llama la atención. El Gobierno ya ha remarcado que no va a modificar la Reforma Laboral, cosa que sí hizo José María Aznar en 2002 a pesar de contar con mayoría absoluta.
Y acaba la jornada de huelga.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Malaria o masacre

"Nerviosismo o angustia extrema. Depresión. Cambios de estado de ánimo. Ataques de pánico. Confusión. Alucinaciones. Tendencias violentas. Pérdida de contacto con la realidad. Miedo a que los demás puedan dañarle"
Así empieza un interesante artículo de David Alandete en El País. Les dejo el enlace de la noticia completa aquí.

lunes, 26 de marzo de 2012

Tenga prudencia, Su Santidad

"Es evidente que hoy día la ideología marxista como era concebida ya no responde a la realidad y así no se puede construir una sociedad"
Esta frase la pronunció hace unos días Benedicto XVI poco antes de iniciar su gira por países de América Latina. Un claro mensaje al Gobierno de Cuba, pidiendo la evolución del régimen castrista hacia posiciones más aperturistas y democráticas. Sin embargo, habría que hacer varias precisiones a lo dicho por Su Santidad:
  1. El marxismo como ideología ya no existe. Es fruto de una situación concreta que se da en el siglo XIX. Lo que hoy en día encontramos en algunos países son derivaciones de esa misma ideología, adaptadas a la idiosincrasia de cada territorio y normalmente como excusa para justificar gobiernos tiránicos y despóticos. La veneración al líder y la presencia de un Estado fuerte y totalitario son consecuencias derivadas de los Gobiernos soviéticos de la URSS y de todos sus países satélites. Lo que queda de esa ideología son, por un lado, Estados con reminiscencias soviéticas (incluida Cuba), y por otro, partidos políticos (ya sean socialistas o comunistas) que hace tiempo que renegaron de los aspectos totalitarios de esa ideología, algo que, por otra parte, en una sociedad democrática y plural como la actual, no tendría cabida de ningún tipo. No pretendo desde aquí dar lecciones de historia, sino subrayar la obviedad de lo dicho por Benedicto XVI.
  2. Imagino que lo querría decir el Papa es que el marxismo es una idelogía anacrónica. Puestos a hablar de anacronismos, la Jerarquía Católica debería también hacer autocrítica, sobre todo en cuestiones como el papel que la mujer juega en la Iglesia o la evolución ideológica y social de sus prelados, alguno de los cuales aún miran hacia atrás buscando recuperar figuras del pasado, como el diezmo.
  3. La Iglesia Católica, en todos sus años de Historia, también tiene mucho de lo que arrepentirse, por lo que debería ser mucho más cuidadosa a la hora de juzgar otras formas de entender el mundo que nos rodea. A la Jerarquía Católica se le olvida con frecuencia todo lo relacionado con la Inquisición, cuando controlaba, juzgaba, torturaba y condenaba; su apoyo, ya sea más directo o más discreto, a todos los golpes de Estado y Gobiernos autoritarios que hubo en América Latina el siglo pasado; o su relación directa con dictadores europeos como Franco en España y en menor medida Mussolini en Italia.
  4. Mención aparte merecen los abusos sexuales a miles de menores que fueron ocultados y silenciados por la Curia Católica durante decenas de años. En su reciente visita a México, Joseph Ratzinger encontró un hueco en su agenda para reunirse con víctimas del 'narco' pero no con las de abusos, sobre todo los perpetrados por miembros de los Legionarios de Cristo de Marcial Maciel

viernes, 23 de marzo de 2012

Inhabilitación de 10 años para los cargos que falseen y oculten datos

El Gobierno de Mariano Rajoy ha estudiado esta mañana el anteproyecto de Ley de Transparencia y Buen Gobierno, una norma que obligará a las Administraciones públicas a hacer accesibles todos sus contratos, subvenciones, convenios y sueldos públicos. España se sube así al carro de la información accesible y deja de ser el único país europeo con más de un millón de habitantes que no contaba con una ley para acabar con la opacidad en la gestión pública. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, la ha calificado como una de las normas más importantes del programa político de Mariano Rajoy. La nueva ley permitirá, entre otras medidas, sancionar con 10 años de inhabilitación a los cargos que falseen y oculten datos y fija un baremo para limitar el sueldo de cargos públicos de las corporaciones locales. La vicepresidenta ha asegurado que, con esta norma, "el Gobierno se hace responsable de lo que hace el conjunto de las Administraciones". También fija en un mes el plazo en el que las Administraciones tendrán que responder a las preguntas de los ciudadanos. Al menos sobre papel, el plazo es hoy de tres meses.

Tienen la noticia completa enlazada aquí.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Camps se pone espléndido

Francisco Camps ha roto su silencio. El ex presidente de la Generalitat Valenciana ha concedido una entrevista a la revista Telva, cuyo avance ha sido conocido hoy y cuya versión completa podrán leer los interesados en el número de abril de la mencionada publicación. Sin embargo, hay varias cosas que Camps dice en la entrevista que, a mi juicio, no pueden ser pasadas por alto. Todos los entrecomillados en cursiva son declaraciones literales:
  1. Parece que la sentencia ha borrado todo lo publicado en medios de comunicación y escuchado en el juicio. Ahora, según la entrevista, Francisco Camps ni conoce a Pablo Crespo ("Ese señor Crespo esposado") ni a ninguno de sus "supuestos amigos", sobre todo Álvaro Pérez 'El Bigotes', el amiguito del alma.
  2. Afirma que "en todo momento" se ha sentido arropado por su partido. Desde aquel famoso 'delante, detrás o al lado de tí, Paco' de Mariano Rajoy, ni un solo dirigente del Partido Popular se ha dignado a pasarse por la Comunidad Valenciana para mostrar su apoyo a Camps. Únicamente Esteban González Pons se dejaba caer por tierras valencianas. Una vez se conoció la sentencia absolutoria, se oyeron algunas voces de apoyo, aunque desde Génova se dejó muy claro que Francisco Camps no iba a volver a la primera línea de la política activa.
  3. Para Francisco Camps, todo el proceso abierto de la trama Gürtel es una "estrategia montada por ciertos grupos de presión afines al PSOE con el fin de desestabilizar la Comunidad Valenciana". Habría que pensar entonces que tanto jueces de varias comunidades autónomas, Policía Nacional o investigadores de la Agencia Tributaria, sin olvidar todo el entramado empresarial relacionado con Francisco Correa y gente muy cercana al Partido Popular, ha sido una invención del PSOE. Dense cuenta, además, de un detalle muy importante, y es que el ex Molt Honorable identifica su problemática propia con la de la Comunidad Valenciana: quien ataca a Camps, ataca a la Comunidad Valenciana, un argumentario que suelen utilizar mucho los gobernantes con ciertas carencias democráticas.
  4. Para Camps, la Comunidad Valenciana "nos hemos situado como motor de este país. Durante el invierno nuclear del Gobierno de Zapatero, Valencia alumbraba el camino del futuro de España". El ex presidente de la Generalitat Valenciana se pone espléndido. Una frase carente de sentido pero literariamente impecable. Según Camps, "estamos deficitariamente financiados", cuando se le pregunta por el déficit de la Comunidad Valenciana, una situación que se atribuye a la inversión de los últimos años en "hospitales, colegios, universidades, depuradoras, carreteras, aeropuertos...". Tal vez Camps olvida las prisas con las que se inauguró la Nueva Fé y que tantos problemas trajo o los centros de salud proyectados y comenzados a construir que ahora están paralizados, como el del barrio valenciano de Orriols; los barracones que inundan el panorama educativo valenciano o las falta de pago por parte de la Generalitat Valenciana que tienen que soportar los colegios públicos y concertados; la cloaca que ha supuesto el caso Emarsa para la política municipal; o el 'éxito' del aeropuerto de Castellón, que ha costado unos 130 millones de euros y que sigue paralizado.
  5. "Estoy más preparado que nunca para ser presidente de la Generalitat Valenciana o el Gobierno". Un aviso a navegantes, sobre todo a aquellos que creen que está muerto políticamente. Aunque en la entrevista no aclara si se presentará como alternativa a Alberto Fabra en el próximo Congreso Regional del PP de la Comunidad Valenciana o comenzará un proyecto político propio, ambas cosas bastante improbables. Desde su propio partido ya le han parado los pies. El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, le ha recordado que la Comunidad Valenciana ya tiene presidente. Incluso algunos llegan más lejos en Twitter, como Borja Sémper, presidente del PP de Guipuzkoa. Aquí les dejo el tweet


viernes, 16 de marzo de 2012

Las autonomías registran en 2011 su récord de deuda

La deuda española registró a finales del año pasado una nueva marca histórica impulsada por las emisiones de la administración central y las comunidades autónomas. El último trimestre del año suele protagonizar fuertes subidas del déficit y de la deuda de las administraciones debido a los ajustes de cierre del ejercicio y a la acumulación de gastos en el último periodo del año. Esta situación genera series problemas en la tesorería de las comunidades y ayuntamientos.

Tienen el enlace de la noticia completa aquí

martes, 13 de marzo de 2012

La aplastante lógica de la CEOE

La CEOE está de enhorabuena. Las últimas medidas aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, sobre todo en materia laboral, han recibido ya la aprobación de los mandamases de la organización patronal. Y no faltan las ocasiones en las que sus representantes defienden las bondades de dichas reformas, sobre todo la laboral, y carguen contra aquellos que, a su juicio, ponen en peligro este nuevo 'statu quo'.
El presidente de la patronal madrileña y vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, participaba ayer en el Fórum Europa, y aprovechaba este foro de debate para criticar la convocatoria de la huelga general del próximo 29 de marzo y poner encima de la mesa viejas reivindicaciones de los empresarios, como una revisión de la Ley de Huelga.
Es curioso como en numerosas ocasiones los poderes económicos de este país se atribuyen el papel de portavoces de la calle, proclamando a los cuatro vientos lo que realmente necesitan los ciudadanos. Fernández nos abría los ojos al afirmar que "la gente no quiere una huelga, quiere un trabajo". Como ven, una lógica aplastante, igual de rotunda que "no sé hasta qué punto están los españoles dispuestos a una huelga". Habría que recordar al señor Fernández que gracias a la Reforma Laboral que tanto aplauden ahora, el miedo a ser despedido va a pesar más que acudir a la convocatoria de la huelga.
Y a partir de esta lógica, nuevas críticas a los sindicatos. Fernández demanda ahora a los sindicatos que "piensen en acuerdos" y "arrimen el hombro". Cuanto menos, resulta curioso escuchar estas palabras del representante de la CEOE, cuando fue la patronal la que usó el doble juego de pedir más tiempo para alcanzar un acuerdo mientras se encargaba de poner trabas a la hora de llegar a acuerdos. También habría que recordarle a Fernández la predisposición de los sindicatos a seguir negociando, y el poco interés de la CEOE en mantener las negociaciones en aspectos como la contratación, el despido o la negociación colectiva. Tampoco entiendo el ansia de la patronal española en revisar la Ley de Huelga. No se pongan nerviosos. El derecho de huelga está regulado ya en la legislación española. Tal vez lo que persiguen los empresarios es aumentar la capacidad de la Administración en fijar servicios mínimos más abusivos. Si es así, no se escondan y díganlo públicamente. Quizá encuentren más de uno que quiera escucharles y legislar a su gusto.
Y después, las palmaditas en la espalda a la actitud del Gobierno, que "ha cogido el toro por los cuernos". La CEOE era consciente de que Rajoy aprobaría una reforma laboral agresiva y muy cercana a las exigencias de los empresarios. Arturo Fernández se sirve de los cinco millones de parados en España para justificarla, afirmando que "el mercado de trabajo no funciona". Nueva muestra de lógica aplastante. Sin embargo, antes de 2008 no recuerdo al señor Fernández renegar del modelo económico español, basado en la construcción, y que ha vomitado al paro a más de dos millones de personas. Tampoco recuerdo al señor Fernández demandar un nuevo modelo que premiara más la formación o la inversión en innovación y nuevas tecnologías en las empresas españolas. Tampoco recuerdo al vicepresidente de la CEOE demandar a los empresarios que reinvirtieran parte de los beneficios en fortalecer sus empresas.

viernes, 9 de marzo de 2012

Seis consideraciones sobre la huelga del 29-M

  1. Los sindicatos UGT y CCOO han convocado una huelga general para el próximo 29 de marzo. La Reforma Laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy es la causa. La disminución en los derechos de los trabajadores y el poder que se le da al empresario en aspectos como la negociación colectivo o cambios en las condiciones de trabajo son razones más que suficientes para convocar una huelga. Mucha gente se ha echado ya las manos a la cabeza ante la perspectiva, aunque seamos sinceros: de haberse aprobado esta Reforma Laboral en 2007, ¿alguien piensa que no se habría convocado una huelga general?
  2. La huelga es un derecho fundamental recogido en la Constitución Española, pese a quien le pese. Convocarla y llevarla a cabo no debe tener nada de especial, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos que exige la ley, tanto en el tiempo y forma de convocarla como en la manera de llevarla a cabo.
  3. No es verdad que ni sindicatos ni empresarios no hayan evolucionado. Por mucho que la CEOE se empeñe en negar la evidencia, esta es su Reforma Laboral, y la han conseguido en pleno Siglo XXI. Por otro lado, los derechos adquiridos por los trabajadores siguen siendo válidos en el siglo pasado o en el actual. La excusa de la crisis y la necesidad de crear empleo es el argumento perfecto para rebajar el nivel de exigencia en el cumplimiento de esos derechos adquiridos.
  4. Empresarios y sindicatos tienen mucha responsabilidad de la situación en la que estamos. Ambas partes consiguieron acuerdos en aspectos menores y un punto de encuentro en materia de revisión salarial. Sin embargo, tanto la contratación como las condiciones del despido quedaron en punto muerto. UGT y CCOO temían las posiciones de la CEOE y decidieron enrocarse. Por otro lado, la patronal, consciente de las intenciones del nuevo Gobierno, dejó legislar a Rajoy y a su equipo. Los sindicatos debieron haberse mostrado más firmes en ese momento. 
  5. Las centrales sindicales cogieron tarde el toro por los cuernos. El primer año de la crisis, cuando se perdieron casi un millón de empleos, apenas se les oyó hablar. Sin embargo, creo que también sería injusto achacarles desinterés. UGT y CCOO han demostrado responsabilidad a la hora de sentarse a negociar con empresarios una y otra vez, con gobiernos de diferente signo y a la hora de ceder en aspectos como la moderación salarial. Además, no se preocupen, ya ha habido medios de comunicación muy afines al Gobierno que se han dedicado a desprestigiar la labor de los sindicatos con argumentos de peso como que beben cerveza y se manifiestan el 11 de marzo en contra de los recortes, en la misma fecha en que se conmemoran los atentados del 11-M. Y curiosamente son esos medios de comunicación los que han desprestigiado a esas víctimas alentando teorías de la conspiración.
  6. Con todo, es muy presumible que la huelga general del 29 de marzo sea un fracaso, como la llevada a cabo el 29 de septiembre de 2010. Si en aquel momento, sin la Reforma Laboral actual, mucha gente no acudió por miedo, ahora, con el despido tan fácil, menos aún.

miércoles, 7 de marzo de 2012

En España el aborto no es obligatorio

"En la sociedad actual en muchas ocasiones se genera una violencia de género estructural contra la mujer por el mero hecho del embarazo. Muchas mujeres ven violentado su derecho a ser madres por la presión que generan a su alrededor determinadas estructuras"
Esta frase la ha pronunciado esta mañana el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en el Congreso de los Diputados durante la sesión de control al Gobierno. Creo que el hasta ahora verso suelto del Partido Popular ( tal y como se conocía al ministro en los círculos políticos) ha dejado de serlo y se ha metido en una especie de berenjenal del que le podría costar salir más de lo deseado.
El ministro relaciona directamente el hecho del aborto con el de la violencia de género, algo que se antoja, cuanto menos, engañoso y tramposo. ¿Acaso todas las mujeres que deciden abortar lo hacen presionadas y bajo amenaza? Seguramente no. De hecho, parece ser que Gallardón no sabe que en las clínicas donde se practican abortos hay gabinetes psicológicos en los que se detecta con facilidad si una mujer va a abortar coaccionada. Por otro lado, ¿qué quiere decir el ministro con lo de "la presión que generan a su alrededor determinadas estructuras"? ¿Quiénes son esas determinadas estructuras? Oyendo a Gallardón parece que toda mujer que quiere ser madre en España estuviera presionada y perseguida para no serlo.
Personalmente no creo que nadie en su sano juicio pueda estar a favor del aborto, yo tampoco lo estoy. En lo que sí estoy de acuerdo es que ese derecho esté regulado por ley para dotar de las máximas garantías a las mujeres que deciden llevarlo a cabo.
A mi modo de ver este es un fallo en el que se incurre en el 99% de las ocasiones en que este debate tan visceral salta a la primera línea de actualidad: el uso incorrecto que se hace del lenguaje. El hecho de que el derecho a abortar esté regulado por ley no implica que tenga un carácter obligatorio, algo que en otros debates parece muy obvio pero que en este se diluye de manera interesada.
El borrador sobre la nueva Ley del Aborto estará listo en otoño. El PP no quiere esperar a la resolución del Tribunal Constitucional sobre el recurso que presentó.

lunes, 5 de marzo de 2012

Cuestión de imagen y justicia

Últimamente anda muy preocupado el Partido Popular por la imagen que se da de la Comunidad Valenciana tanto en el resto de España como más allá de las fronteras nacionales. Las protestas de las últimas semanas en torno a los recortes y la falta de financiación que sufren los sistemas educativo o sanitario han sido el detonante para que muchos altos cargos del PPCV hayan puesto el grito en el cielo, encontrando una creciente tensión en las calles valencianas a las que no estaban acostumbrados.
La llamada Primavera Valenciana y la respuesta de la Policía Nacional puso en jaque esa imagen, conquistada en los últimos años a golpe de grandes eventos y obras faraónicas, en suma, una imagen conseguida a golpe de talonario. Esta estrategia está pasando factura ahora, un momento en el que hace más falta que nunca mantener la inversión pública en servicios básicos. La Generalitat Valenciana no está en disposición de poder llevarla a cabo, cosa que ha provocado una depauperación del sistema público y ha llevado a los directamente afectados a salir a la calle. A la plana mayor del PPCV no le gusta lo que le viene encima: unas Fallas marcadas por las protestas. Sin embargo, poco o nada dice el PP del flaco favor que hacen a esa imagen los casos de corrupción que afectan a su partido o las obras faraónicas (tanto las de los grandes sobrecostes como las que se mueren de risa) y que provocan hilaridad, cuando no sonrojo, en el resto de España. La consellera de Educación de la Generalitat Valenciana, María José Catalá, también se mostró cansada por la imagen que se da de su Departamento y que, según ella, "no responde a la realidad". La realidad, señora consellera, es que muchos colegios públicos y concertados tienen que hacer verdaderos encajes de bolillos para subsistir en el día a día. ¿Eso no le cansa?
A nivel nacional, Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, también se mostraba preocupado por la imagen que los incidentes daban de España en toda Europa. Parece ser que a Rajoy son estos los desvelos los que le quitan el sueño, y no otras cosas. De momento, al jefe del Gobierno español una huelga general no le preocupa. De hecho, afirma que es "injusta" y que "no va a servir para nada". Tal vez tenga razón, ya que la mayoría absoluta del PP en el Congreso de los Diputados va a permitir la aprobación de todas y cada una de las reformas que se le ocurran al Gobierno. Sin embargo, Rajoy no debería desdeñar el poder de movilización del que puede hacer gala una sociedad hastiada por la crisis, el paro o las reformas agresivas. ¿Dañaría la imagen de España una huelga general? Eso sería algo muy injusto para el presidente del Gobierno, que todavía no habrá caído en otras cosas que son más injustas aún, como la subida de impuestos, los recortes en el Estado del Bienestar, la Reforma Laboral aprobada o la desgracia del paro, que se extiende sin control.