lunes, 30 de enero de 2012

Negando la mayor

Esta mañana, el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, pasaba por los micrófonos de la Cadena Ser. Y aunque deben reconocérsele ciertos matices en su discurso en comparación con su antecesor, Francisco Camps, la verdad es que sigue abusando del mismo discurso victimista, grandilocuente y ambiguo de antes.
Fabra piensa lo mismo que todo el Partido Popular de la Comunidad Valenciana, es decir, que la situación de las arcas autonómicas valencianas no es por la gestión de los últimos años, ni por haber gastado el dinero en otras cosas, sino por haber estado mal financiados por parte del Gobierno Fabra. No he oído a nadie del PPCV entonar el 'mea culpa', ni decir que financiarse a través de más deuda ha sido un error. El mensaje de Fabra se sustenta en que al no haber recibido 11.350 millones de euros nuestra deuda no es un 60% menor. Fabra olvida que la valenciana es la segunda autonomía más endeudada de toda España, solo superada por Cataluña, y eso es algo que no sucede en unos pocos años.
Y el no tener la responsabilidad de nada lleva a hablar a Fabra como aquel que acaba de comprar una casa y se encuentra que, además de la hipoteca, se deben años de gastos de comunidad y recibos de luz, agua, gas, etc. En el PPCV hablan de recortar y de austeridad como si llevaran en el Consell seis meses, como si la situación de ruina de la Comunidad Valenciana no fuese cosa de ellos. Venden sus planes de austeridad como la receta infalible, y lo hacen apesadumbrados porque no hay otra salida. Probablemente no la haya, pero con toda seguridad no confiarían la reparación de su coche al mismo que se lo ha dejado 'siniestro total'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario