miércoles, 11 de enero de 2012

Deuda autómica: El PP se cae del guindo

Hace poco el Gobierno del Estado y el de la Generalitat de Catalunya se enzarzaban por ver quién tenía más responsabilidad a la hora de engrandecer el déficit, si la Administración Central o la Autonómica. Prefiero no entrar en el debate estéril del 'y tú más' al que los partidos políticos recurren muy a menudo. No conduce a nada y es, cuanto menos, aburrido. Mejor ir a los datos.
Esta tarde el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reune con los consejeros de su partido para analizar las maneras de penalizar a las autonomías que tengan unas cifras de déficit excesivas. Con los datos en la mano, a Montoro se le presenta un complicado panorama, ya que tendría que afear a más de un consejero de Hacienda de su partido las cifras con las que irá a esa reunión. Según el Banco de España, la deuda que tenían las comunidades autónomas a final del tercer trimestre del pasado año ascendía nada menos que a 135.151 millones de euros. De este montante total, el 42,35% pertenecen a comunidades autónomas en las que el Partido Popular ha gobernado más de diez años -ya sea de forma continuada o no- desde las primeras elecciones autonómicas del período democrático. Repartidas quedan de la siguiente manera: Baleares (4.501 millones de euros), Cantabria (1.329 millones de euros), Castilla y León (5.090 millones de euros), Galicia (6.971 millones de euros), La Rioja (933 millones de euros), Madrid (15.191 millones de euros), Murcia (2.759 millones de euros) y la Comunidad Valenciana (20.469 millones de euros). En total, 57.243 millones de euros, que sumados a la deuda catalana (39.268 millones de euros) y a la andaluza (13.738 millones de euros) conforman la mayor parte de la deuda autonómica del Estado Español.
Cabría preguntarse entonces, si una buena parte de la deuda la han generado las comunidades autónomas gobernadas por el PP, el motivo real de la reunión de hoy y de los planes de ajuste que están llevando a cabo las Administraciones Autonómicas. Mariano Rajoy y todo su equipo económico no han dejado de mostrar su sorpresa por el déficit y la deuda que se han encontrado a su llegada al poder, anunciando medidas de ajuste a diestro y siniestro. Y sorprende porque cuesta mucho creer que el PP no conociera el estado real de las cuentas autonómicas, unas cuentas que lleva gestionando desde hace más de 20 años en algunos casos. Las autonomías "históricas" del PP han comenzado a aplicar ya medidas de ajuste muy duras, y lo hacen como si acabaran de llegar al poder, como si se hubieran encontrado el desaguisado, como si no fueran los responsables directos de la situación actual, haciendo recaer el peso de su nefasta gestión, de su despilfarro y de su incompetencia en los ciudadanos. Y por si fuera poco, alardean y se justifican a la hora de tomar esas medidas, intentando colgarse la medalla de salvadores de la patria.
La reunión de hoy es de risa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario