viernes, 23 de diciembre de 2011

Rajoy y su Gobierno de largo recorrido

  1. Mariano Rajoy ya tiene a su primer Gobierno. Y ha formado a un equipo leal, de su partido. Y digo 'su' porque lo ha hecho con gente cercana, de su terna, sin hacer concisiones a otras familias del Partido Popular. En el Gobierno nadie cercano a José María Aznar, a Esperanza Aguirre o Jaime Mayor Oreja. Rajoy demuestra que ahora ya tiene el control de todo el PP, y eso lo ha trasladado a su Ejecutivo.
  2. El nuevo presidente del Gobierno ha colocado en los puestos clave a gente con experiencia en puestos de responsabilidad, y además en cargos en los que ya han trabajado. La excepción son las carteras de Fomento y Sanidad. Todas las quinielas colocaban a Ana Pastor en Sanidad, una cartera en la que ya ha estado y en la que cuenta con amplia experiencia profesional. Finalmente Rajoy la ha colocado en Fomento. Poca o nula experiencia tiene Pastor en logística, transporte e infraestructuras, tan solo estar casada con el presidente del puerto de Marín. Aunque la lectura de este nombramiento podría no estar muy clara, para mí sí lo esta: al nuevo presidente del Gobierno le importa poco o nada una de las carteras más golosas, a priori, del Ejecutivo, y es que Fomento va a ser una de los ministerios más afectados por los recortes. Y como consecuencia, Ana Mato ha ido al Ministerio de Sanidad, donde no tiene ninguna experiencia. Como coordinadora de la campaña electoral que le ha dado el PP el poder, estaba claro que necesitaba premio, pero ya que a Rajoy le importa poco la cartera de Fomento, mejor haber puesto a Ana Pastor en Sanidad y dejar Fomento para Mato.
  3. Rajoy se ha rodeado de técnicos y expertos, pero con bajo perfil político. Habrá que ver cómo saldrán del paso muchos de ellos, sobre todo los del área económica cuando se tomen las medidas impopulares que nos esperan y haya que dar explicaciones. Todo parece indicar que este será un Gobierno de largo recorrido. A ver cuánto aguanta.
  4. ¿Y Rajoy? Tras deshojar la margarita no aceptó preguntas. Tampoco ha dado ruedas de prensa desde que ganó las elecciones. ¿Así espera Mariano Rajoy afrontar su relación con los medios de comunicación? La democracia es transparencia, y la información no es un capricho de los periodistas, sino un derecho de los ciudadanos. ¿O es que habrá que enterarse de las cosas leyendo el Boletín Oficial del Estado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario