miércoles, 6 de julio de 2011

La SGAE relativiza

La SGAE ya ha anunciado la creación de una Comisión Rectora que se va a encargar, por un lado, de supervisar el día a día de la entidad y, por otro, poner en marcha una investigación de carácter interno. Además, la actual Junta Directiva ha afirmado que retira a José Luis Rodríguez Neri (principal imputado en la Operación Saga) de todas sus funciones y mantiene a Teddy Bautista en su puesto, aunque sin ninguna atribución.
Bastante cómica, por no decir triste y patética, resultó la comparecencia de prensa que Víctor Manuel, Caco Senante, Sabino Méndez, Ernesto Caballero y José Ignacio Alonso daban ayer. En esencia, afirmaron que se sienten legitimados a pesar de las grandes dudas del último proceso electoral, justificaron el desconocimiento de los chanchullos de Neri en función de su condición de creadores ("no somos expertos en todas las materias") y no escondieron su convencimiento de la existencia de cierta conspiración por el hecho de que el caso haya salido a la luz precisamente ahora.
Esta reacción no es nueva. Cualquiera que siga la actualidad sabrá que aquellos personajes públicos implicados o salpicados en casos de corrupción como estos relativizan las acusaciones. Sin embargo, relativizar en un caso como este debería preocupar no solo a los artistas y autores, sino también a la sociedad en general. La creación de un entramado fantasma creado por personas de la cúpula de una entidad de gestión que recauda unos 400 millones de euros al año para desviar fondos que pertenecen a los creadores hacia los bolsillos de unos pocos no debería relativizarse, al igual que tampoco la manera en la que Bautista y sus fieles hacían y deshacían. Hasta el momento, no ha habido espacio para entonar un 'mea culpa', salvo excepciones, dejando al aire no solo una gestión sucia, sino también una manera de entender la defensa de los derechos de autor y de los creadores.
Por cierto, que han tenido que pasar cinco días para encontrar las primeras voces críticas de los principales afectados, los mismos creadores y artistas. Y resulta curioso que sea Alejandro Sanz, uno de los principales defensores de las políticas de Teddy Bautista y partidario del canon digital, el que alce la voz. Les dejo el enlace de lo que ha dicho, aunque tal vez la voz de Alejandro Sanz no sea la más conveniente, sabiendo que está afincado en Miami para evitar pagar impuestos en suelo patrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario