lunes, 27 de junio de 2011

A vueltas con el copago sanitario

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha encargado a la Fundación FAES, que preside José María Aznar, que elabore un informe sobre la posibilidad de implantar el copago en el sistema sanitario español. A pesar de que por activa y por pasiva el PP ha mantenido alejado el tema durante la pasada campaña electoral, cree Rajoy que es el momento ideal para retomarlo, aunque se a abase de informes.
Si recuerdan, fue Ramón Luis Valcárcel, presidente de Murcia, el que hizo saltar la liebre. Tardó solo un día en rectificar, pero encendió todas las alarmas. Y es que la deuda sanitaria española a 31 de marzo superaba los 5.100 millones de euros, un argumento de peso para aquellos que abogan una sanidad a medida de los bolsillos de los clientes (perdón, ciudadanos).
Nadie quiere hablar de copago en España. Primero, porque solo falta cargar a los maltrechos bolsillos de los ciudadanos con más gastos, sobre todo en un tema tan sensible y en un contexto de crisis. Segundo, porque la medida resulta impopular. Tercero, porque es una medida terriblemente injusta con las clases más bajas, que ahora tienen garantizada la asistencia sanitaria y que la implantación de la medida los persuadiría de acudir a los centros de salud. Y cuarto, porque la Sanidad Española ya se sustenta con los bolsillos de los españoles a través de los impuestos, es decir, los españoles pagarían por partida doble por el mismo servicio.
El PP sabe que no puede abordar de manera directa este tema, consciente de que la ventaja de la que goza en la actualidad de cara a las elecciones generales podría reducirse. De hecho, algún que otro dirigente ya ha mostrado su rechazo a la medida. Los populares no quieren hablar de copago, pero lo buscan. Tomen nota y sigan atentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario