martes, 10 de mayo de 2011

Sonrojo

 Francisco Camps no deja de sorprender a propios y extraños. Sus declaraciones públicas tienen la ventaja de que se superan unas a otras conforme se suceden. Una de las últimas que hay que tener en cuenta es una entrevista suya a Las Provincias, en la que el presidente de la Generalitat Valenciana se supera, y con creces. Quiero dejar constancia que no pretendo ni criticar al entrevistador ni al medio en el que aparece, sino tan solo lo que el Molt Honorable dice.
A pesar de parecer que es una entrevista con ciertos toques personales, Camps no hace sino soltar respuestas enlatadas, como si estuviera en un mitin o grabando un vídeo de propaganda electoral. En este aspecto no se diferencia mucho de su día a día, cuando se parapeta tras su Televisión Pública (Canal 9) y su Gabinete de Prensa.
Y empiezan las perlas. Según él  su único error desde 2003 ha sido el derogamiento del PHN y del Trasvase del Ebro. Es decir, que no comete errores, los cometen otros, él es ajeno a todo eso. Resulta que la perfección se llama Francisco Camps y los valencianos sin saberlo.
El periodista se atreve con Gürtel (un eufemismo, como ya verán si se atreven a leer la entrevista que les enlazo al final) y, con paciencia infinita, el jefe del Consell lo atribuye a un táctica de acoso y derribo de José Luis Rodríguez Zapatero contra la Comunidad Valenciana, porque sabe que sin ella el PSOE no podrá gobernar España. Realmente patético. Recuerda mucho a aquellos tiranos que confunden sus intereses propios con los del territorio que dominan.
¿Y la situación de Radio Televisió Valenciana? Según Camps, es fundamental porque promociona el valenciano, cuando bajo su gobierno se ha ido denostando el uso del idioma, relegándolo a los informativos, alguna serie de producción propia y películas de horario intempestivo. Y no se preocupen, que Camps afirma que los informativos no están manipulados. Me deja más tranquilo, no lo duden.
Camps también habla de la crisis, y lo hace a su manera. Primero la culpa es de Zapatero, por supuesto. Después, con el paro galopante y la situación de la Comunidad Valenciana, la solución está clara: que cada empresa contrate a un parado (palabras textuales). Además, no se apuren, que nuestro 'President' no ha dejado de preocuparse por este tema. Por eso en la Comunidad Valenciana hay más de medio millón de parados. Menos mal.
Aquí les dejo el enlace a la entrevista. Para que se sonrojen si quieren, o pueden.

1 comentario:

  1. Me parece un articulo muy fino y para nada tan salvaje como alguno en el face parece dar a entender. No te achaques a pesar de algun descerebrado suelto, hay muchos que pensamos como tu. Otra cosa es que lo expresemos tan bien.
    Un ciudadano cabreado.

    ResponderEliminar