lunes, 4 de abril de 2011

Zapatero deshoja la margarita

José Luis Rodríguez Zapatero ya ha desvelado la incógnita. No será el candidato del PSOE para las próximas elecciones generales, y abrirá un proceso de primarias tras los comicios autonómicos y municipales. Después de meses de rumores, buena parte de los dirigentes socialistas españoles respiran algo más tranquilos.
Y respiran tranquilos porque, a pesar de las declaraciones públicas, en privado el presidente del Gobierno era considerado un lastre. Todas las reformas que se han llevado a cabo desde el inicio de la crisis, y que le han costado al PSOE perder a marchas forzadas su ventaja sobre el PP y quedarse por detrás en la intención de voto, han llevado la cara de Zapatero. Los ciudadanos del Estado Español han asociado el recorte de sus derechos y de la política social, esa que abanderaba ZP en su primera legislatura, al actual presidente. Su valoración como líder ha caído en picado. Esta situación no es algo atribuible únicamente a la mala gestión de Zapatero y su alineamiento con políticas de derechas. Todos los gobernantes que han tenido que lidiar con la crisis han salido muy mal parados.
Lo que sí es cierto es que, desde el pasado sábado, el PSOE vuelve a tener más opciones para ganar las elecciones generales de 2012. Sigue yendo por detrás del PP, aunque saber que Zapatero no va a repetir puede ser un aliciente para los más desencantados. A pesar de todo, el varapalo de las municipales y autonómicas será de récord.
Una de las dos cosas que tenía que hacer el PSOE para volver a estar en la pomada ya la ha hecho. Ahora falta que la economía acompañe. Aunque con los últimos datos del paro sobre la mesa, la tarea se antoja, cuanto menos, titánica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario