miércoles, 27 de abril de 2011

La culpa, de Zapatero, no lo duden

Las dificultades que tiene la Generalitat Valenciana para saldar la deuda con sus proveedores comienza a ser un problema de proporciones no menores. Y la última respuesta de Gerardo Camps, conseller de Economía, al respecto, no deja lugar a dudas de la incapacidad que ha mostrado el Consell de Francisco Camps en coger el toro por los cuernos. El vicepresidente afirmaba, sin ningún rubor y con una pose de seriedad que sorprendería a más de uno, que el hecho de que los proveedores no cobren es consecuencia de la negativa del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero a adelantar 633 millones de euros del Fondo de Competitividad.
Solo los más incondicionales siguen creyendo este mensaje. Sin embargo, Gerardo Camps le hace un flaco favor a la Generalitat Valenciana diciendo estas cosas. En primer lugar, el Consell actual no está capacitado para gestionar los recursos con los que cuenta año tras año, y necesita de Papá Estado para poder pagar las facturas. ¿Quá hace con los más de 15.000 millones de euros de los Presupuestos? ¿Cómo reparte este montante? ¿Acaso olvida Camps que la gestión de muchos de los impuestos y, por tanto, del dinero de los ciudadanos, los gestiona directamente la Generalitat Valenciana?
Asimismo, parece ser que Gerardo Camps también olvida que la deuda que tiene contraída el Consell con sus proveedores no viene solo de 2011 y 2010, sino que habría facturas sin pagar en los cajones desde 2004, según algunas empresas de la rama sanitaria. ¿Cómo hará frente la Generalitat Valenciana a las próximas deudas? ¿Pedirá nuevos adelantos al Gobierno Central? ¿Tendrá la cara dura el Consell de decirles a sus proveedores que vayan a La Moncloa a cobrar cuando los servicios los tienen directamente contratados con la Generalitat Valenciana?
El Consell debería mirar antes otros agujeros sin fondo que tiene, como los sobrecostes en las obras faraónicas o la deuda de Canal 9, que cada año crece sin mesura. Por cierto, desde 2003, año en que Francisco Camps llega a la presidencia de la Generalitat Valenciana, la deuda se ha incrementado en unos 10.000 millones. La culpa, de Zapatero, no lo duden.

1 comentario:

  1. jajajajjajaja
    Que suerte tienen tanto los del PP como los del PS_E (xk de Obreo ya tiene poco, de echar la culpa de todo a Zapatero. Y no es que no tenga alguna culpa que la tiene, pero eso de tener un San Benito al que echar todas las culpas, les viene de perlas a toda esa plana de meapilas y catavins, que viven sin descanso en ganar mas y vivir mejor. Ellos claro, a los demas nos pueden ir dando por allí, mientras, eso sí, que nuestro voto siga dandoles valor para afrontar sus tropelias.
    Un ciudadano cabreado

    ResponderEliminar