miércoles, 6 de abril de 2011

¿Aún más moderación salarial?


El actual ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, pedía ayer más moderación salarial para ayudar a España a salir de la crisis. El señor Gómez, con esta idea, no hace sino demostrar su profundo desconocimiento acerca de la realidad del maltrecho mercado laboral español. Recapitulemos. Habría que preguntarle al señor ministro hacia quién va dirigida la moderación salarial. ¿Mileuristas? ¿Jóvenes con contratos precarios? ¿Gente que trabaja sin contrato y cobrando en negro? ¿Es a esta gente a la que hay que pedir moderación salarial? Porque si la crisis la han provocado las entidades financieras con sus tácticas especulativas, los mercados capitalistas sin reglas y los movimientos de capitales sin ningún rigor, ¿a santo de qué viene ahora el señor ministro con el cuento de la moderación salarial?
Alguien debería recordarle a Valeriano Gómez que, por otro lado, el mercado de trabajo español siempre ha sido el de la moderación, en lo que a salarios se refiere, antes y durante la crisis. La clase empresarial de este país, en su gran mayoría, siempre ha pecado de cicatería a la hora de aplicar beneficios en las nóminas de sus trabajadores. Y la crisis les ha venido al pelo. Si antes ya era complicado hacer prevalecer los derechos laborales, ahora es casi una tarea imposible. Desde hace años, con el retraimiento del consumo y la bajada del IPC, los salarios han quedado a niveles de 2008. A esto habría que sumar que, una vez ha habido que volver a aplicar la subida de los precios, muchos empresarios no lo han hecho. Además, las situaciones de recorte de salario (trabajando las mismas horas) o la no retribución de horas extraordinarias también están a la orden del día.
Una buena parte de la clase empresarial de este país ya aplica eso que usted llama moderación salarial, señor Gómez. Por cierto, ¿qué ha quedado del Valeriano Gómez que se manifestó en contra de la última Reforma Laboral?

No hay comentarios:

Publicar un comentario