lunes, 21 de marzo de 2011

Los peligros de la Curia

Cada vez cuesta más seguir a la Curia Católica. Piensen un poco en los últimos acontecimientos y sabrán la razón.
Por un lado tenemos cientos de casos de abusos sexuales y maltratos perpetrados por religiosos y religiosas durante décadas en escuelas y orfanatos de todo el mundo, hace décadas y ahora. A pesar de tener conocimiento de ellos, la Jerarquía Católica ha hecho oídos sordos, ha intentado esconder o comprar esos abusos y ha exonerado a los culpables cambiándoles de destino, con lo que los casos de abuso han seguido multiplicándose. Por otro lado, tenemos a aquellos que, a lo largo de todo el siglo XX, han justificado, jaleado, amparado y ayudado a tiránicos y sanguinarios dictadores, todos ellos de misa diaria (España, Chile, Argentina,...). Delaciones y 'purificaciones' con el único objetivo de exterminar la mala hierba. No se olviden de cardenales y papas, viviendo en la opulencia mientras predican valores como la humildad o la caridad, exigiendo a los demás sacrificios cuando ellos mismos no son capaces de llevar a cabo ni uno solo. Y luego tenemos a los cristianos de base, los que ayudan a los demás, los que están al lado de los pobres, los que, en definitiva, pasan de la doctrina oficial y viven su fe de una manera más consecuente.
La noticia de excomunión del 'Pare Manel' ha indignado a más de un católico. Este cura, que ayudó a abortar a una joven como 'mal menor' por su situación personal ha indignado a las cabezas bienpensantes de la Iglesia Católica, no solo a la Curia, sino también a esa pléyade de seguidores fanáticos sin cerebro, que no hacen sino repetir las consignas y la propaganda que se les lanza desde la Conferencia Episcopal sin pararse a pensar un segundo en lo que hacen o dicen. Mientras, la Curia sigue haciendo sus negocios, entra en los medios de comunicación e influye cada vez más en la educación, con la proliferación de centros concertados y con el beneplácito de algún que otro Gobierno Autonómico.
La Iglesia Católica, como ven, cada vez es más peligrosa. Cuidado con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario