miércoles, 16 de marzo de 2011

La energía nuclear (no) es segura


Antes que nada, me gustaría dejarles claro que no soy un experto en energía nuclear. Sin embargo, y dada esta ignorancia, me hago preguntas acerca de si realmente esta es una energía tan segura como algunos afirman. Me explicaré.
La tragedia de Japón y la situación crítica de la central nuclear de Fukushima ha abierto el debate en todo el mundo desarrollado acerca de la idoneidad o no de mantener nuestra relativa dependencia sobre esta fuente de energía. Alemania encabezaba las reacciones y anunciaba una revisión de sus instalaciones nucleares más antiguas. China daba a conocer ayer que no construirá nuevas centrales por el momento. Incluso España ha anunciado una revisión de sus centrales. Por contra, Estados Unidos y Rusia han mantenido su apuesta por la energía nuclear a pesar de la catástrofe.
Y es entonces cuando me asaltan las dudas, creo que razonables por otra parte. Si la energía nuclear es tan segura, ¿por qué los países con gran cantidad de instalaciones nucleares revisan sus políticas? ¿Por qué las principales Bolsas del mundo se desploman y los mercados comienzan a tambalearse? ¿Por qué sigue siendo un sector tan opaco y oscuro del que cuesta tanto obtener información? ¿Por qué se sigue afirmando que es una energía limpia y que no contamina, cuando los residuos que genera son altamente tóxicos y cuesta un mundo encontrar un lugar en el que instalar los tan temidos cementerios nucleares? Lo más sensato sería reconocer ese riesgo, y aplicar políticas energéticas que tuvieran como protagonistas alternativas más limpias, baratas y renovables.
Este pánico nuclear que se ha desatado ahora demuestra muy a las claras que ni los más fervientes defensores de la energía nuclear las tienen todas consigo. Si no, a santo de qué iban a revisar sus centrales nucleares países como Alemania o China. ¿Acaso han visto a algún accionista de este sector dormir dentro de una central?

No hay comentarios:

Publicar un comentario