lunes, 31 de enero de 2011

RTVV: La privatización como solución


Uno de los principales pilares del desarrollo autonómico de la España actual fue la de la creación de televisiones autonómicas, entre cuyos principales objetivos estaban el de promocionar las lenguas propias de cada autonomía y vehicular el territorio. En definitiva, hacer que cada parte del Estado Español pudiera tener un medio de comunicación propio.
Muy poco tardaron los gobiernos autonómicos en desvirtuar estas funciones, y convertir los medios de comunicación públicos autonómicos en meros instrumentos de propaganda. La Comunidad Valenciana no ha sido una excepción. El PSPV abrió camino, aunque ha sido el PP, primero con Eduardo Zaplana y ahora con Francisco Camps, quien se ha encargado de pervertir sus objetivos iniciales.
No hay más que ver un poco Canal 9 para darse cuenta de lo que estamos hablando. El idioma valenciano cada vez más arrinconado, con una programación en castellano que poco tiene de cultural y mucho de chabacano y antiguo. Los informativos se han convertido en meros instrumentos de propaganda, que ensalzan las loas del Consell (en especial de Camps) y ningunean a la oposición, ya sea política, social o cultural, y que han servido para colocar a los periodistas más afectos al régimen y purgar al resto. Y sin olvidar la situación de las arcas del ente, que perfectamente podría declararse en quiebra.
Ante esta situación, y en un entorno de crisis, Mariano Rajoy, que se ve ya como presidente del Gobierno, ha dejado claro que está por la privatización de las televisiones autonómicas, un extremo que desde el Consell se ha negado en las últimas semanas. El caso valenciano es muy paradójico, ya que una buena parte de la programación que emite Canal 9 ya la realizan productoras externas, con el coste que ello conlleva. Por cierto, que a dichas productoras cada vez les cuesta más trabajar para el ente público, dado el alto nivel de deuda que tiene contraído con ellas.
Aunque a nadie debería extrañar esta forma de gestionar los recursos públicos. Miren sino la situación actual de la sanidad y educación valencianas, cada vez más degradadas y que "justifican" la cada vez más creciente "necesidad" de privatización de los servicios que se prestan en estas dos áreas, con cada vez más hospitales públicas de gestión privada, por un lado, y proliferación de barracones en escuelas públicas mientras se sigue primando a las concertadas.
¿Se acuerdan de las clases de Filosofía y del principio de acción-reacción? Acción: El PP desvirtúa los medios de comunicación autonómico. Reacción: El PP los privatiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario