viernes, 28 de enero de 2011

Nada que celebrar


En 2008, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmaba que el sistema público de pensiones de España era sólido. Algo más de dos años después, acaba de cerrar un pacto con CEOE, CEPYME, CCOO y UGT para reformar ese sistema tan sólido. Según el preacuerdo alcanzado, para jubilarse a los 65 años habrá que haber cotizado un mínimo de 38 años y medio. El período de cotización baja hasta los 37 años para los que se jubilen a los 67 años. En general, para recibir una pensión, por mínima que sea, se deberá haber cotizado un mínimo de 25 años, diez más que en la actualidad. Además, se endurecen las condiciones para las jubilaciones parciales y anticipadas.
Hasta aquí los hechos. Las consecuencias son devastadoras. Para jubilarse a los 65 años habrá que empezar a cotizar a los 26 años y medio, y para hacerlo a los 67, se retrasa esta edad a los 30. Sin embargo, uno de los detalles que no han tenido en cuenta los firmantes es que prácticamente nadie cotiza a la Seguridad Social de manera ininterrumpida durante su vida laboral. El contexto actual tampoco ayuda mucho: una tasa de paro juvenil superior al 40%; sueldos de miseria que en muchas ocasiones no llegan a los 1.000 euros mensuales; facilidades para una contratación precaria y un despido prácticamente libre.
Visto todo esto, ¿qué celebran sindicatos, Gobierno y organizaciones empresariales? ¿Dónde están los beneficios para los trabajadores? Y lo que es más importante: ¿Dónde queda el futuro para los que tienen que sustentar el sistema de pensiones en los próximos años? ¿Desde cuándo el recorte de derechos es algo que se celebra?
El PSOE no está solo en esta reforma, el PP ya ha anunciado que, en principio, se suma al acuerdo. A los populares no les hace falta justificar su presencia en este acuerdo. Ahora habrá que ver cómo justifica el PSOE ante su electorado este acuerdo. Los sindicatos ya lo han hecho. Otra cosa es que sus bases lo acepten. Se abona el camino para una larga estancia de la derecha en el poder. Atentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario