martes, 25 de enero de 2011

El PSPV sigue sin espabilar


Jorge Alarte tiene un problema. En realidad tiene más de uno, y más si revisamos las últimas encuestas de intención de voto en la Comunidad Valenciana. Sin embargo, el principal al que debería hacer frente es la comodidad en la que parece haberse instalado el Partit Socialista del País Valencià como miembro de la oposición.
Su llegada al frente de los socialistas valencianos no causó mucho revuelo, era algo anunciado. A pesar del tiempo transcurrido desde entonces, Alarte no ha sabido lanzar un mensaje crítico solvente que llegue a los sectores progresistas de la sociedad valenciana y que aglutine el descontento de buena parte de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana con la gestión del PP al frente de la Generalitat Valenciana. La oposición del PSPV basa su sustento en las críticas de Ángel Luna al PP por el caso Gürtel, y poco más. Las propuestas de Alarte y su equipo en materia económica, social o cultural siguen escondidas en el cajón.
Es cierto que el apagón informativo al que somete Radio Televisió Valenciana al PSPV no ayuda en absoluto, pero me permito recordarle al líder socialista que en la Comunidad Valenciana no solo está RTVV, sino que dispone de medios de comunicación más que suficientes en los que hacer oír su voz. También dispone, no lo olvide señor Alarte, de la calle, el lugar por excelencia para los partidos de izquierda (porque el suyo lo es, ¿o no?), del contacto directo con el ciudadano, de las agrupaciones locales,... En definitiva, dispone de muchas formas a las que llegar al ciudadano.
Quedan unos cuatro meses hasta las elecciones municipales y autonómicas, cuatro meses de dura travesía en el desierto para Jorge Alarte y el PSPV. Porque ni 'pactos de estabilidad' de última hora con el PP ni críticas enlatadas en los medios de comunicación van a evitar el descalabro. Los socialistas valencianos siguen dormidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario