miércoles, 3 de marzo de 2010

Reformas laborales


La "gran propuesta" de Díaz Ferrán para incentivar el contrato entre los jóvenes menores de 30 años ya ha caído en saco roto. En menos de 24 horas, y vistas las reacciones de la opinión pública, el presidente de la CEOE se lo ha pensado mejor.
Sin embargo, no debería extrañarnos esta propuesta, dadas las recetas que Díaz Ferrán pone encima de la mesa para lo que él llama una "Reforma laboral eficaz", un documento vago, sin prácticamente ninguna concreción y con muchas alusiones a las bondades de un despido mucho más flexible que el actual.
Hablá Díaz Ferrán de un "nuevo contrato indefinido con una indemnización intermedia entre el temporal y el indefinido" y de que "la mejor garantía de un empleo futuro no está tanto en unos costes de despido más o menos altos". O lo que es lo mismo, más facilidades para que la empresa despida a los trabajadores con contrato indefinido. Sin embargo, el jefe de los empresarios españoles se olvida que en este país, tanto la contratación como el despido son casi a la carta.
El fomento del contrato a tiempo parcial también parece ser una de las soluciones. El presidente de la CEOE ya se contradice, habla de trabajar por un empleo más estable y de fomentar el tiempo parcial. ¿En qué quedamos? Además, el hecho de que haya más contratos a tiempo parcial puede servir para las estadísticas, pero no para que el empleo sea más estable y de calidad.
"Medidas de control del absentismo laboral". Habla el presidente de la CEOE de que el 75% de este absentismo viene dado por las bajas, y propone que los 15 primeros días de baja los pague únicamente la Seguridad Social. Primero, hay que recordarle al señor Díaz Ferrán que los trabajadores no enferman por gusto, y que las bajas siempre las confirma un médico.
Otra de las medidas de las que seguramente el señor presidente de la CEOE se siente más orgulloso es de pedir "mayor flexibilidad interna en la empresa", para reforzar aún más la posición de fuerza del empleador, hablando de modificaciones del contrato sobre todo en movilidad funcional y geográfica. Traducción para los mortales y curritos de a pie: estar aún más a disposición de la empresa, y que ésta disponga aún más de tu tiempo.
En cuanto a los EREs, Díaz Ferrán y toda la CEOE aboga por que la intervención de la Justicia y los poderes públicos se reduzca a verificar la aplicación legal. Esto es, que las empresas puedan hacer EREs sin necesidad de que Trabajo dé el visto bueno, a diestro y siniestro, y sin tener que abonar ninguna indemnización por despido.
Si estas son las propuestas de la patronal, nos tendremos que atar los machos. Por cierto, ¿qué hace un señor como Díaz Ferrán, con sus empresas en quiebra y sus trabajadores sin cobrar, haciendo propuestas de reformas laborales? ¿Es que nos hemos vuelto locos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario