jueves, 5 de noviembre de 2009

Desilusión frente a Disciplina

No voy a entrar ahora en cada uno de los casos de corrupción que están salìcando el panorama político nacional los últimos meses. Sin embargo, sí que me gustaría detenerme en los dos posibles escenarios que se presentan.
Desilusión. La visión que los grandes partidos políticos están dando resulta, cuanto menos, lamentable. Refuerza ese tópico tan extendido entre la sociedad de que todos los políticos son unos ladrones. No es cierto que todos los políticos sean unos ladrones, que todos roben, aunque la sospecha se extienda como una mancha de aceite tras los últimos acontecimientos. La consecuencia más inmediata sería que el hartazgo y la desilusión que transmite la manera de hacer política hoy en día crezca a ritmos desmesurados. La cuestión sería si esa desilusión se transmite en cambios electorales.
Y esto me lleva al segundo escenario, el de la Disciplina de voto. Los más fieles, con toda seguridad, y contra casos de corrupción y mangoneo, seguirán votando a su partido. El voto de castigo, cuya máxima expresión la vimos en las elecciones de 1996, es algo que seguramente no se volverá a repetir. La llegada de Zapatero al poder respondió más a la movilización de sus votantes.
Soy de la opinión de que prevalecerá el segundo escenario. Es cierto que con los últimos casos de corrupción (Valencia, Cataluña, Madrid, Galicia, ...) la gente ha aireado más su rabia contra la clase política, aunque toda esa rabia pasará. Llegado el momento de depositar el voto en la urna, todas estas disquisiciones morales quedan de lado; son pocos, o más bien ninguno, los ciudadanos que se atreven a estudiar los programas electorales uno a uno en tiempo de elecciones, los que acuden a todos los mítines para diferenciar propuestas concretas

1 comentario:

  1. Raúl, todo esto sóo derivará en un descenso de la intención de voto y en una mayor abstención en las urnas, pero dudo mucho que modifique los resultados generales, al menos en la Comunidad Valenciana. Qué le vamos a hacer!

    ResponderEliminar