martes, 27 de octubre de 2009

El circo y los enanos

Tanto Rajoy como Camps tiene el circo montado en casa, un circo en el que cada vez son más los enanos que crecen y crecen sin control, como las malas hierbas.
Por un lado, el dirigente nacional no sabe qué hacer con Esperanza Aguirre. El problema no es tanto Aguirre, sino el ferreo control que la presidenta del PP de Madrid ejerce en sus dominios, unos dominios que, al fin y al cabo, suponen un vivero de votos vital para las aspiraciones presidencialistas de Rajoy. Queda por saber quién ganará la batalla entre Aguirre y Gallardón, éste último el único apoyo que le queda a Rajoy en la capital de España.
El caso de Camps es algo más complicado. Primero, cierra en falso un Comité Ejecutivo en el que se apoya a Costa, con el asombro y cabreo de buena parte de la directiva. Acto seguido, Génova le lee la cartilla y le obliga a cesar a Costa. Camps, como respuesta, aparta a 'Ric' y lo suple con Maluenda y un ex militante de una organización parafascita reconvertido a demócrata (¿de qué me suena esto?). Por el momento Camps capea el temporal, aunque por poco tiempo. José Joaquín Ripoll, presidente de la Diputación de Alicante y destacado zaplanista, se afila los dientes, y con la ayuda de Carlos Fabra (Castellón) y Alfonso Rus (Valencia) propone una salida con los tres presidentes provinciales como alternativa a la decisión de Camps.
Camps sigue en su entelequia particular. Con Canal 9 como referencia informativa -sic-, Camps no ve más allá de la maldad intrínseca de Zapatero y de los bien que lo hace todo en favor de la Comunidad Valenciana.
En ambos casos siguen creciendo los enanos. A Camps y a Rajoy se les acumulan los problemas. Y tanto uno como otro prefieren esperar. Muchas voces dentro del PP piden una explicación clara, con luz y taquígrafos, de lo que está pasando.
Que esperen sentados.

viernes, 23 de octubre de 2009

Excelente

Entrevista a Francisco Camps en Mi Mesa Cojea

Entrevista extraida de www.mimesacojea.com

jueves, 22 de octubre de 2009

¿Crisis? ¿Qué crisis?

Antes que nada, sirvan algunos datos del INE para contextualizar la cuestión que nos ocupa.
1.- El porcentaje de personas que se encuentra por debajo del umbral de pobreza relativa en España es del 19,6%.
2.- Uno de cada tres hogares no puede ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año.
3.- El 31,9% de los hogares tiene préstamos para la compra de su vivienda principal.
4.- El 15,4% de los hogares padece problemas de delincuencia y vandalismo en su zona de residencia, el 13,2% de contaminación y un 21,8% sufre ruidos procedentes de vecinos o de la calle.
La interpretación de las cifras es sencilla.
1.- De cada 100 personas en España, casi 20 no tienen donde vivir ni qué comer.
2.- Un tercio de las familias españolas hace cuenta con paga, esto es, gana lo suficiente para sobrevivir sin esperar siquiera poder llevar a cabo algún gasto extra para salir de vacaciones.
3.- Los que pueden disfrutar de una vivienda le pagarán al banco una buena parte de su nómina para saldar la hipoteca, que se convertirá en una cadena hasta más allá de la jubilación.
4.- Además, las condiciones de vida en los barrios, sobre todo los periféricos, deja mucho que desear, sobre todo en aspectos como el mobiliario urbano, servicios, salubridad, y un largo etcétera.
La opinción, por tanto, es aún más sencilla. Da asco ver cómo el Gobierno busca aliados hasta debajo de las piedras para sacar sus cuentas. Un partido que se dice de izquierdas no tiene ningún tipo de rubor al pactar con nacionalistas conservadores. Estupendo.
También asquea ver cómo los jerifaltes de los bancos, ya sea en el Estado Español o en cualquier otra parte, recogen suculentos beneficios y se aumentan los sueldos hasta límites insospechados, mientras esos mismos bancos deniegan el crédito a pequeños empresarios y familias enteras.
A pagar pocarropa, como siempre. Las empresas, buscando mantener cuentas de resultados y garantizar la rentabilidad de unos accionistas que casi siempre son invisibles, llevan a cabo despidos masivos camuflados en "necesarios EREs" que no hacen sino esconder el ansia de la patronal de conseguir el despido libre en España. Por cierto, ¿cómo se atreve el señor Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, a pedir valentía al Gobierno para llevar reformas laborales cuando tiene a la mayoría de sus empresas con unos números rojos que, sólo de mirarlos, asustan?
Personalmente, empezaré a creerme la crisis cuando los ricos comiencen a suicidarse en masa.

lunes, 19 de octubre de 2009

Acerca del aborto

Con los ecos de la manifestación del pasado sábado contra la Ley del Aborto, me gustaría hacer algunas consideraciones.
Primero.- Todo el mundo tiene derecho a manifestarse por lo que crea oportuno. Es un derecho presente en todas las sociedades democráticas. Si los sectores más conservadores de la sociedad española tienen todo el derecho a reclamar lo que crean oportuno. Sin embargo, lo que ya no me parece tan decente (y uso este término porque fue muy nombrado en la marcha del sábado) es utilizar a menores para hacer llegar ciertas protestas a las Administraciones. Me explico. Una de las cadenas nacionales de televisión, el sábado por la noche, ofrecía la noticia acerca de la manifestación, e incluía las declaraciones de un menor. No recuerdo exactamente las palabras, pero el sentido era "espero que el Gobierno haya tomado nota de esta manifestación". En un primero momento pensé que, a pesar de su corta edad, este menor tenía las ideas muy claras. Sin embargo, mi sorpresa fue mayúscula cuando descubrí que en un segundo plano aparecía una familiar de este menor repitiendo palabra por palabra lo que este niño decía. Me recordó un vídeo de Navidad de Franco en el que el dictador instaba a su hija a que felicitara las fiestas a los demas niños por televisión, todo parecía muy casual, improvsado; aunque cuando la niña comenzaba a hablar, Franco iba moviendo la boca repitiendo exáctamente lo mismo que su hija. Sirva todo esto para relatar una preocupación que siempre me ha reconcomido: la utilización de los menores para servir intereses de sus adultos; los niños deben ser niños y deben tener preocupaciones de niños, deben disfrutar de su niñez. ¿O es que acaso este menor, y todos los que estuvieron en la manifestación del sábado comprendían perfectamente un asunto como el aborto y todas las derivadas sociales o religiosas que comporta?
Segundo.- Este tipo de debates siempre provoca cierto grado de maniqueismo. Creo que en el caso que nos ocupa no es tanto si estás a favor o en contra del aborto, sino si se está a favor o no de que exista una ley que regule el aborto y los supuestos que comporta tomar una decisión de estas características. El hecho de que una mujer aborte siempre es un hecho traumático, abortar no es como ponerse un pendiente. Es una decisión complicada, que afecta no solo a la mujer que tiene que abortar sino a todo su entorno. Debemos suponer que cuando una mujer está embarazada es porque lo ha decidido así; situaciones como un embarazo no deseado, una violación, la malformación del feto y los peligros que puede conllevar para el bebé y la madre, el fallo de los métodos anticonceptivos, etc... son supuestos que deben tenerse en cuenta para evitar a la mujer pasar por el trago de tener un hijo al que no se quiere.
Tercero.- La puesta en marcha de esta Ley no es una invitación a todas las mujeres para que hagan cola frente a hospitales para que aborten. No recuerdo a la Iglesia Católica poner el grito en el cielo, cosa que sí ahce hoy, cuando durante la dictadura muchas mujeres de buenas familias hacían el viajecito a Londres. Sin embargo, hoy los jerarcas católicos sí protestan, cosa que tampoco hicieron cuando el PP, durante sus ocho años de Gobierno dejó las cosas como estaban; no se comprende, por tanto, que miembros de la directiva del PP acudieran a la manifestación y no hicieran lo propio cuando estaban en el Gobierno.
Cuarto.- El problema de fondo es la mala educación sexual que hay en España. En este tema la Iglesia Católica hace oídos sordos, no se puede contar con ella. La mayoría de los abortos se producen en menores, con embarazos no deseados. Creo que una de las alternativas sería informar a los jóvenes de las posibilidades que hay para evitar estos embarazos.
Quinto.- Y por último, una pequeña reflexión acerca de la sentencia sobre el Caso Isadora. Recordarán los lectores las denuncias contra esta clínica tras el hallazgo de fetos bastante formados, y que fueron utilizados en su momento por ciertos sectores de la sociedad española para denunciar la reforma legislativa sobre el aborto que preparaba el Gobierno. Ahora resulta que fue la Guardia Civil la que manipuló las pruebas con el objetivo de inculpar a la clínica, afirmando que no se había constatado ningún tipo de delito. Entonces, asociaciones conservadoras, periodistas, el mismo PP, la jerarquía de la Iglesia Católica y todos sus voceros clamaban contra la Ley. ¿Dónde está toda esa gente ahora? Escondida.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Camps pierde su carta blanca

Las últimas 24 horas se antojan claves en el futuro del PP de la Comunidad Valenciana, y sobre todo, en el futuro político de Francisco Camps. Dejando de lado todos los movimientos que se han producido desde el último Comité Ejecutivo del PPCV, está claro que las cosas ya están dejando de ser de color de rosa para el 'Molt Honorable'.
Desde ayer, Camps le echaba un pulso a Rajoy, un pulso que a la postre el líder del PPCV ha perdido, gracias, sobre todo, a las declaraciones de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que dejaba claro que no se toleraría una posición de fuerza como la que Costa y Camps querían transmitir frente a Génova. Consecuencia: Rajoy cesa a Costa de manera fulminante, y Camps deja de ser el ojo derecho de Mariano Rajoy, el hijo predilecto que lo apoyó en el Congreso de Valencia y que apostó por él frente al sector más duro del PP, con Esperanza Aguirre a la cabeza.
A partir de ese momento, Francisco Camps creyó tener carta blanca para todo, como ya la tiene en la Comunidad Valenciana. Y se equivocó en sus cálculos. Rajoy lo apoyaba con el 'afair' de los trajes, un apoyo que empezó a estar en entredicho con las revelaciones que implicaban a Costa. Se empieza a oir las primeras voces que desde Génova quieren la cabeza de Costa. Camps, en vez de costar de raíz el asunto con el cese de Costa, responde advirtiendo que la Comunidad Valenciana es un bastión imprescindible si el PP quiere ganar las elecciones. El penúltimo capítulo lo protagonizan Rajoy y Camps en Albacete, con una reunión más que tensa en la que se acuerda tomar algún tipo de medida para salvar la imagen del PP. Es el principio del fin de las excelentes relaciones entre Rajoy y Camps.
Los dos tienen mucho que perder en este enfriamiento de relaciones. Por un lado, Rajoy se queda sin un apoyo clave frente al sector más duro del PP. La cuestión será comprobar cuánto tarda esta parte del PP en atacar al líder, ahora que ha perdido a su escudo en Valencia.
Camps, por su parte, se encuentra a un PPCV dividido. José Joaquín Ripoll, zaplanista, se lleva frotando las manos en las últimas semanas. Ha sido el dirigente que más responsabilidades ha pedido ante el "problema"por el que atraviesa el partido, y ahora se va a cobrar todo el desprecio político que ha sufrido en los últimos meses por parte de Camps y Costa. Por otro lado, Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón, apoyaba a Costa, paisano suyo. Fabra sigue ganado peso en el PPCV, a costa de la guerra entre 'campsistas' y 'zaplanistas'.
Mal panorama el que se le presenta al PPCV y a Camps, que a pesar de todo, sigue viviendo en su entelequia particular, con el apoyo que le sigue brindando Canal 9

martes, 13 de octubre de 2009

Como gato panza arriba

La trama Gurtel sigue dando noticias jugosas. La última, aunque no tiene nada que ver con la instrucción del sumario, es la que ha provocado Ricardo Costa leyendo un comunicado incendiario en el que viene a decir que no actuó por cuenta propia, sino siguiendo directrices del PPCV.
Costa no va a presentar su dimisión. Oficialmente quedará como cese, algo anunciado el pasado 9 de octubre. Sin embargo, 'Ric' ya ha pedido explicaciones a Mariano Rajoy de la razón de su salida. Y para ello quiere contar con el apoyo de Camps. Dardo envenenado el que lanza Costa al jefe del Consell, ya que va a suponer para Camps una decisión complicada: seguir las directrices de Madrid o apoyar al que hasta ahora ha sido su número dos y "dique de contención" en las últimas semanas.
"Nunca he actuado fuera de las directrices del partido". Otro dardo para Camps y, por extensión, para Rajoy. ¿Querrá decir Costa que las órdenes de arriba eran seguir 'trabajando con Orange Market'?. Todo indica a que sí, a tenor de lo dicho por Costa, y más teniendo en cuenta que el propio Ricardo Costa nunca recibió órdenes de dejar de trabajar con Orange Market, o eso es al menos lo que él dice.
Hay que remontarse hasta el Congreso del PP en Valencia, cuando Rajoy venía tocado por la guerra interna que tenía en casa. Los más críticos esperaban hacerse oír en Valencia, y uno de ellos era Juan Costa, hermano de 'Ric', que había dejado caer días antes que podía presentar su candidatura. Ricardo Costa no pudo dar apoyo a su hermano, ya que el PPCV, con Camps a la cabeza, apostaba por Rajoy como caballo ganador. Esto es algo que Costa ha recordado en su comunicado como prueba de lealtad hacia el PP de la Comunidad Valenciana.
Pero lo que de verdad ha calado es lo de "no asumir responsabilidades de terceros". Costa, explícitamente, da a conocer que ha sido tratado como cabeza de turco, y pide explicaciones tanto a Camps como Rajoy.
Puede ser que la carrera política de Ricardo Costa en la Comunidad Valenciana haya acabado. Pero antes de que esto ocurra, 'Ric' quiere irse matando.

sábado, 10 de octubre de 2009

Cae la primera pieza

Ya ha caído la primera pieza, y aunque muchos opinan que no será la última, desde aquí me inclino a pensar que el PP ya ha hecho todo lo que tenía que hacer en la 'parte valenciana' de la trama Gurtel.
Camps anunciaba el pasado 9 de octubre la destitución temporal de Ricardo Costa, número dos del PPCV. Las últimas revelaciones del caso Gurtel, donde se desvelaban regalos millonarios a Costa, y su intención de llegar a ser conseller (lo que nos da una 'ligera idea' de cómo se llega a un cargo de responsabilidad) han sido la gota que ha colmado el vaso en Génova. Esteban González Pons llegaba a Valencia el viernes en representación del Partido para asegurarse de que rodaban cabezas en el PPCV.
Y vaya si han rodado. Sin embargo, con Costa ya se dan todos más que satisfechos. Rajoy, porque así acalla las críticas, tanto de fuera como de dentro del PP, acerca de su folisofía de dejar pasar el tiempo. Camps porque, por un lado, cierra toda conexión entre Gurtel, él mismo y el PP, y, por otro, evita tener que cortar más cabezas en el PP de la Comunidad Valenciana.
Ricardo Costa ha sido destituido. Y será el último.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Acción - Reacción

No voy a ponerme ahora a desgranar una por una todas las ramificaciones que la Trama Gurtel está teniendo no sólo en Madrid y la Comunidad Valenciana, sino por Castilla y León o Galicia, provocando que la sospecha de financiación ilegal en el PP deje de ser una sospecha para convertirse en una certeza.
Lo que me está llamando la atención son las reacciones que están teniendo algunos dirigentes populares.
La primera y más llamativa es la del presidente, Mariano Rajoy. Habla de olvido, indiferencia y de que "vamos bien". Si el señor Rajoy entiende que hay que olvidar una trama de corrupción generalizada por casi toda España, regalos millonarios, concesiones a dedo de dudosa legalidad, y toda una serie de mangoneos varios, habría que decirle al señor Rajoy que revise su propio código ético, porque el que tiene ahora hace aguas por todas partes. Mención aparte merece lo de "vamos bien". Quiero pensar que se refiere a las recientes encuestas que le dan ganador en caso de que se celebraran elecciones porque, si se refiere a que, a pesar de toda la mierda que le está cayendo encima (y perdón por el lenguaje), sigue creyendo que van bien, apaga y vámonos.
Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, una de las más tocadas por la trama, hacía gala de un poquito de lucidez y afirmaba que quien haya hecho algo mal, que lo pague. No está mal para salir del paso. Sin embargo, Aguirre se destapaba con esta declaración: "Yo esperaba que se hubiera levantado el secreto de todo el sumario, no de una tercera parte". Permítame preguntarle, señora Aguirre, si con un tercio no ha tenido bastante que espera a todo el sumario para que su propio partido se haga el 'harakiri'.
Pero la reacción que más me ha sorprendido ha sido la del actual presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Hace unos días, apelando a la sensatez, el dirigente gallego pedía a Camps que explicara con detalle su relación con la trama (petición desoída por Camsp, como ya era de suponer). Una vez que se ha conocido una más que plausible financiación ilegal en el PP gallego, se ha apresurado a decir que las conexiones son cosa del pasado, y cito palabras textuales: "son cosas que ya sabíamos". Sorprendente. En el PP de Galicia ya conocían estas prácticas, y según las declaraciones de Feijóo, se consintieron o, por lo menos, se miró para otro lado.
Sirvan estas reacciones para ilustrar la situación interna por la que está pasando el PP, un partido que siempre ha hecho gala de ser una organización disciplinada, con una sola voz (que no unida). Muchos dirigentes del PP ya le están pidiendo a Rajoy que haga algo, que tome decisiones, aunque sean por salvar la imagen del partido. El líder, por contra, no parece muy convencido para llevarlas a cabo. Mucho cuidado con tocar a Madrid y Valencia, bastiones indispensables para que el PP gane unas elecciones generales.

lunes, 5 de octubre de 2009

La ¿información? que ofrece Canal 9

No voy a descubrir nada nuevo si digo que en los Informativos de Canal 9 la pluralidad, independencia y libertad de los profesionales para llevar a cabo su trabajo brilla por su ausencia, añadiendo un poco más de podredumbre a la programación general de la Televisión Autonómica. Y baste como muestra una ¿noticia? de la primera edición del Noticies 9 del pasado domingo 4 de octubre.
En resumen, lo que se anunciaba era que el PP de la Comunidad Valenciana iba a crear una Comisión en las Cortes para fiscalizar las cuentas de los partidos políticos con representación en el Parlamento Autonómico. Según el PP, esto beneficiará la imagen de los partidos. La noticia duraba entre 15 y 20 segundos.
Como todo el mundo que haya seguido la actualidad de la Comunidad Valenciana en los últimos meses adivinará, se obviaba en la noticia que el PPCV proponía esto tras conocerse los casos de financiación ilegal del partido a través de las empresas implicadas en la Trama Gurtel, con conversaciones transcritas en los medios de comunicación entre varios imputados en el caso, Vicente Rambla y el secretario general del PPCV, Ricardo Costa.
Hay que recordar que, tras salir a la luz estas grabaciones, para defenderse el PPCV puso en marcha su sistema de propaganda y comenzó a tirar mierda sobre el resto de partidos políticos infundiendo sospechas en la finaciación de las formaciones políticas.
Oyendo únicamente la noticia, parece como si el PPCV se erigiera en el adalid de la transpariencia y pusiera en marcha una Comisión en las Cortes Valencianas para fiscalizar las cuentas de los partidos. Nada más lejos de la realidad.
Los que nos dedicamos a la información, cada uno desde su ámbito, no podemos más que indignarnos y seguir mostrando nuestra repulsa a unos Informativos que, por lo menos al que escribe esto, producen vergüenza ajena.